“Ahora ya ingresan los automotores”. (Ilustración: Giovanni Tazza).
“Ahora ya ingresan los automotores”. (Ilustración: Giovanni Tazza).
Hace 100 años

El Vaticano, que conservó a lo largo de su existencia rígido ceremonial y formas tradicionales de hacer las cosas, está comenzando a modernizarse. Estaba prohibido que los cardenales o cualquier persona por alto que fuera su rango llegara a ese lugar en automóvil. Tenía que hacerlo en coche de caballos. Ahora ya ingresan los automotores. En todas las ceremonias religiosas estaban prohibidos los fotógrafos. Estos han sido autorizados a ingresar cuando tuvo lugar la canonización de Juana de Arco. Tampoco se permitía el uso de largavistas y ahora sí.

H.L.M.