"Lo que el Estado necesita son antenas (de otros canales) o satélites (de empresas de tv paga) para llegar a aquellas localidades en las que no está TV Perú o Radio Nacional, y el rating". (Getty/Referencial)
"Lo que el Estado necesita son antenas (de otros canales) o satélites (de empresas de tv paga) para llegar a aquellas localidades en las que no está TV Perú o Radio Nacional, y el rating". (Getty/Referencial)
Andrés Calderón

Jefe del Departamento de Derecho de la Universidad del Pacífico

Hoy, TV Perú y cinco canales de televisión abierta transmitirán “”, el programa educativo producido en tiempo récord por el Ministerio de Educación (Minedu), con el objetivo de paliar la carencia de clases presenciales debido a la pandemia del .

En los días previos, hubo críticas a los medios privados. El periodista Marco Sifuentes cuestionó en su noticiero digital “La Encerrona” su demora en sumarse a esta iniciativa, haciendo un uso menos provechoso del “de todos los peruanos”.

Aprovechemos la oportunidad para aprender algo en casa sobre espectro, cobertura, y la dicotomía entre medios de comunicación estatales y privados.

¿El espectro es de todos los peruanos?

Afirmar que el espectro radioeléctrico es “de todos” es como decir que el aire les pertenece a todos los peruanos. O el agua, las plantas y los minerales que yacen en el subsuelo. Es una ficción. Se necesita que alguien se comprometa a la utilización de estos recursos naturales y obtenga una concesión o autorización. Entonces, los explota quien tiene la capacidad de invertir en ellos y cree que puede hacerlo rentablemente. Y no todos pueden. ¿Se han preguntado por qué nadie compra la autorización del canal 11?

Tampoco es que regalen el uso del espectro radioeléctrico, por cierto. Quienes lo explotan deben pagar un canon al . Según la última información publicada por el MTC, en el 2018 se recolectaron S/245 millones por este concepto y S/67 millones a junio del 2019.

OK, ¿pero el Estado necesita más espectro?

No. Solo si las señales estatales de TV Perú y Radio Nacional estuvieran saturadas necesitaría más. No es el caso. Por otro lado, TV Perú es el canal con mayor número de estaciones: 400 a nivel nacional, seguido lejanamente por Panamericana Televisión con 95 (Concortv 2019). Según una encuesta de CPI (2018), su cobertura es de 91% a escala nacional empatando con ATV y Latina, y apenas debajo de América TV (95%). Entonces, lo que el Estado necesita son antenas (de otros canales) o satélites (de empresas de tv paga) para alcanzar aquellas localidades a las que no llegan TV Perú o Radio Nacional, y el rating, factor en el que otros canales acostumbradamente superan a las emisiones estatales (una buena noticia es que “Aprendo en casa” lideró el rating en su estreno). Ni la infraestructura ni el rating son de propiedad estatal.

¿Y más horas de transmisión?

De momento, no. El Minedu, con mucho esfuerzo, está logrando producir contenidos día a día. Por eso, actualmente TV Perú solo transmite dos horas diarias. Los canales privados van a sumar una hora más en un horario que no se cruce con la televisora nacional. Y las radioemisoras privadas –que sí aventajan mucho en cobertura y rating a Radio Nacional– han empezado con transmisiones principalmente en AM y streaming por internet.

¿Y cobran las televisoras y radios privadas?

No. A diferencia de otros casos donde existe una justa retribución como la franja electoral o publicidad estatal, las estaciones privadas han ofrecido espacios al Minedu gratuitamente. Nunca hubo un pedido de dinero de por medio, según me lo confirmaron tres fuentes independientes del Minedu, la Sociedad Nacional de Radio y Televisión y el Comité de Radio, que participaron en las conversaciones. Al parecer, eso sí, hubo mayor disposición y rapidez de las radios que de las televisoras.

Casos como este demuestran la trascendencia de la presencia estatal (subsidiaria) para proveer un bien público como la . Pero también la importancia de la colaboración privada para lograr un mayor alcance e impacto.


El Comercio mantendrá acceso libre a todo su contenido relacionado al coronavirus.