Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Regulación y otras obsesiones, por Enzo Defilippi

“Es bien difícil creer que un mercado donde los precios suben a pesar de que la demanda escasea sea ‘muy’ competitivo”.

Enzo Defilippi Profesor de Pacífico Business School

Regulación y otras obsesiones, por Enzo Defilippi

Regulación y otras obsesiones, por Enzo Defilippi

El martes de la semana pasada, el Sr. Dante Nieri publicó una columna en este Diario, reveladoramente titulada “Regular (la epidemia)”, en la que criticó la mía del 15/2/2017 en la que expliqué por qué sería razonable una ley que obligue a los colegios a incluir en las pensiones el costo de los textos escolares.

En síntesis, sus argumentos son: (i) mi propuesta es parte de una ‘obsesión’ por regular a los colegios privados; (ii) estos forman parte de un mercado ‘muy’ competitivo; (iii) ¿hasta dónde vamos a llegar? 

Yo no sé a cuál obsesión se refiere el Sr. Nieri, pero, de existir, yo difícilmente la sufriría. Tengo publicados más de 80 columnas de opinión y diversos estudios sobre regulación y libre competencia. Es difícil que cualquiera que los lea me califique de obseso pro regulaciones absurdas.

También sostiene que las vacantes escasean y que los colegios de todos los sectores viven preocupados por la demanda. Curioso, porque las pensiones suben, y bastante, todos los años. En el colegio Trener, donde el Sr. Nieri es directivo, estas aumentaron nada menos que 32% entre el 2012 y el 2017 (casi el doble que la inflación), y la cuota de ingreso en más del 50%. En otros colegios el aumento es aun más dramático. Es bien difícil creer que un mercado donde los precios suben a pesar de que la demanda escasea sea ‘muy’ competitivo. Que compitan por los niños que recién ingresan al colegio no quiere decir que también lo hagan por los que ya están en él.

¿Qué explica el aumento sostenido de las pensiones? Lo que digo en mi columna: cambiar de colegio a un niño es costoso (no digo que imposible) en términos de dinero, tiempo y adaptación, lo que convierte a los padres en clientes cautivos y permite aumentar las pensiones como no se podría en un mercado plenamente competitivo. ¿No es sintomático que las cuotas de ingreso hayan subido más que las pensiones? ¿No son también barreras que dificultan el cambio de colegio? ¿Casualidad? No lo creo.

El Sr. Nieri dice que no hay clientes cautivos en este mercado, y que la prueba es que los traslados se producen, especialmente desde que existe una ley que impide dejar sin educación a los niños cuyos padres no pueden pagar las pensiones (el ejemplo que pone de sobrerregulación). Este argumento es incorrecto. Que se produzcan traslados no cambia la condición de clientes cautivos de los padres, menos aun si se producen para evitar pagar las pensiones atrasadas (cuando resulta más caro pagarlas que cambiar de colegio). Ello solo revela que existen grados de cautividad.

Su columna termina intentando ridiculizar mi propuesta diciendo que se le ocurren otras ‘grandes’ ideas para incluir en la pensión, como el uniforme, la movilidad y la lonchera. En mi opinión, esto revela que el Sr. Nieri tiene problemas para distinguir entre costos que forman parte integral del servicio que presta (los libros, el uniforme) y aquellos que no lo son. Así que habrá que tener cuidado, por ejemplo, cuando vayamos a un hotel. Si el hotelero piensa como él, es posible que las sábanas no estén incluidas en el precio.  

Tags Relacionados:

Regulación

Educación

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada