Lo que el jurado nos dejó, por Patricia del Río
Lo que el jurado nos dejó, por Patricia del Río
Patricia del Río

Periodista

Luego de que el Jurado Nacional de Elecciones dejara fuera de carrera a los candidatos Julio Guzmán y César Acuña podemos decir, a escasos treinta días de las elecciones, que la campaña ahora sí empieza. El ambiente no es el mejor, las acusaciones de fraude se escuchan en cada esquina y un importante sector de la población considera que han vulnerado su derecho a elegir. ¿Cómo encuentra, este enrarecido proceso, a los candidatos que siguen en campaña?

1. Keiko Fujimori. En apariencia podría ser la más beneficiada con la caída de Guzmán, pues se quedó en el camino quien más competencia le hacía en la segunda vuelta. Sin embargo, la salida del candidato de la antorcha morada ha despertado un antifujimorismo que estaba tardando en manifestarse. Las comparaciones con las elecciones del 2000 no se han hecho esperar y abundan las fotos en las redes (algunas de la campaña pasada) en las que la candidata sale regalándoles cosas a los electores. Más allá de que estas acusaciones estén sustentadas o no, a Keiko Fujimori se la mira con desconfianza y recelo.

2. PPK. Al ser uno de los candidatos que menos anticuerpos tiene, Pedro Pablo Kuczynski podría ser el suertudo del grupo, sin embargo las salidas de Guzmán y Acuña, que le robaron votos valiosos, lo encuentran de campaña caída y con una tendencia sostenida a la baja. El asumir su edad abiertamente e ironizar sobre ella, y el intentar relanzar su campaña mostrando las ventajas del equipo que lo acompaña parecen no ser suficientes para revertir esa imagen de perdedor que ha proyectado sobre el electorado. Tendrá que trabajar, caminar mucho y afinar su mensaje si quiere voltear la tendencia.

3. Alfredo Barnechea. Parece que a este candidato se le presentó la virgen. La salida de Guzmán lo deja como la nueva propuesta fresca de la campaña y, a diferencia de PPK, su tendencia al alza en las encuestas le da un atractivo adicional. Sin embargo, el candidato de la lampa ya entró en ligas mayores y, al igual que Guzmán, se convertirá en el blanco de todos los ataques posibles. Hurgarán en su pasado, le resucitarán viejas declaraciones y le pescarán cada una de sus inconsistencias y dudas. Veremos cómo las enfrenta.

4. Alan García. Si a Keiko Fujimori la consideran culpable de la caída de Guzmán, García es percibido como el poder oscuro que se apoderó de la voluntad de los jueces electorales o el malo de la película que siempre se sale con la suya. La percepción (sustentada o no) de que el candidato del mapa/estrella hace lo que se le antoja con los jueces de este país le está pasando factura. Sin embargo, García es un monstruo político experto en pescar a río revuelto, así que cualquier cosa puede pasar.

5. Verónika Mendoza. Es competente, es joven, huele a novedad, va en alza en las encuestas, peeeeero posicionarse como alguien de izquierda dura no la ayuda mucho. Declaraciones desafortunadas como tildar a Leopoldo López de golpista le ponen un techo muy bajo y le cierran el paso hacia electores más liberales. ¿Logrará la Vero sacudirse de esa intransigencia que le trae tan mala prensa? Ver para creer. 

6. Los otros. Siguen en carrera candidatos como Daniel Urresti, Nano Guerra García, Ántero Flores-Aráoz, Fernando Olivera o Gregorio Santos, que no salen del 2%. ¿Podría estar entre ellos el nuevo presidente de la República? En el Perú nada es imposible.