Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Reforma política, ¿para qué diablos?; por Pedro Tenorio

“Requerimos un cambio sustantivo en la manera de hacer política”.

Pedro Tenorio Analista político

Reforma política

“La comisión plantea cuatro cambios en la Constitución y otros normativos con miras a la elección del 2021”. (Ilustración: Víctor Aguilar Rúa)

En el Perú, todo lo que lleva por nombre “reforma” tiene como apellido “utopía”. Basta que se anuncie una para que distintos grupos de interés y líderes políticos y sociales de variopinto pelaje conspiren para que todo quede en promesas y nunca vea la luz. Las reformas del empleo, tributaria o del transporte son solo tres ejemplos de ello. Sin embargo, es evidente que hoy requerimos un cambio sustantivo en la manera de hacer política y en los mecanismos de representación ciudadana expresados en el Congreso y los partidos políticos, tarea que deberíamos asumir como el esfuerzo social más importante después del año 2000. En ese sentido, las propuestas de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, presidida por Fernando Tuesta, son un excelente punto de partida para lograr un cambio que trascienda esta crisis.

Obviamente, no se trata de aceptar a rajatabla todo lo propuesto por Tuesta y compañía, sino de iniciar un debate a fondo de aquello que más conviene para que los ciudadanos se sientan representados por la política y vean en ella un mecanismo de cambio eficiente, ajeno a la corrupción que cuando no campea acecha a líderes y organizaciones. ¿Pasará la propuesta para abandonar la recolección de cientos de miles de firmas a favor del número de militantes activos (más de 14 mil en todo el país) para inscribir un partido político? ¿Se aceptará que la elección del Congreso se realice durante la segunda vuelta presidencial y no en la primera como hasta ahora, donde partidos sin candidatos en el balotaje correrían con una muy probable desventaja? ¿Será la Corte Suprema quien decida el levantamiento de la inmunidad parlamentaria y no el propio Legislativo donde “otorongo no come otorongo”? Y hay muchas más preguntas: la comisión plantea cuatro cambios en la Constitución y otros normativos con miras a la elección del 2021.

¿Conviene tanto el regreso a la bicameralidad, pese a su rechazo en el reciente referéndum (la propuesta tiene diferencias sustanciales con la que se votó el 9 de diciembre, pero igual despierta resistencias)? Es necesario un amplio debate. Pero sin la participación de los partidos, sus líderes, diversas organizaciones sociales e instituciones, así como de otros expertos, el resultado será otra “reforma” frustrada. ¿Tanto cambio valdrá la pena? Para mí la pregunta de fondo es: ¿son conscientes los políticos de lo que aquí está en juego si dejan todo como está ante un electorado harto de ellos, o acaso esperan la llegada de un candidato antisistema que ofrecerá barrerlos, repitiendo el círculo vicioso de una falsa refundación que solo ahondará esta tragedia? Nuestra alicaída clase política tiene la palabra.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ