Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Páginas

¿Y ahora quién podrá acusarnos?

El Ministerio Público tiene de jefe de imagen a un ex colaborador del entorno de Fernando Zevallos

El Chapulín podrá defendernos, pero, quién, en el Ministerio Público que heredó José Peláez Bardales a César Ramos Heredia, ¿tendrá la autoridad moral para acusarnos? Por su presunta lenidad en el caso de la corrupción ancashina y la red de Orellana, tanto Ramos como Peláez enfrentan serios cuestionamientos.

Sin embargo, si el MP no ha implosionado por esos mega casos, podría llegar a hacerlo por el de Edita Guerrero. Hasta la semana pasada pensé que el MP podía deshacer el entuerto de la necropsia de Edita. Que luego de que todo el establishment médico ha dicho que fue aneurisma y no asesinato y que, por lo tanto, necropsia y orden de prisión contra Paul Olórtiga son un escándalo; el MP se echaría inmediatamente para atrás.

Pensé que la necropsia se anularía por algún vicio formal, que la perito Rosario Medina que la perpetró podía ser castigada como se merece, que el Instituto de Medicina Legal podía declararse en reestructuración y la cabeza de su jefe rodar como corresponde, que Ramos Heredia podía admitir que el estropicio se armó sin su conocimiento y pecó de imprudente al sentarse en conferencia de prensa junto a la tanatóloga de miedo.

Pero, ayer miércoles, apareció un comunicado del MP cerrando filas con la necropsia y amenazando con enjuiciar -¡para eso sí son fiscales!- al antropólogo José Pablo Baraybar, su más duro crítico. El sindicato de médicos legistas del IML, también ha emitido un comunicado similar, distribuido, por cierto, con el logo de la oficina de imagen del MP. Ni modo, por fin apareció alguien que nos llama la atención sobre la cantidad de pericias corruptas que habrán servido para dilucidar litigios millonarios entre familiares de víctimas, presuntos culpables, clínicas negligentes y aseguradoras.

La amenaza también se dirige hacia quienes opinamos sobre el tema. Y la cereza cae sobre el pastel cuando me doy cuenta de que el responsable del comunicado es nadie menos que Gonzalo Iwasaki, gerente central de la oficina de imagen institucional del MP. En un post de su blog reportaje al Perú, Paola Ugaz, cuenta cómo Iwasaki presionó a la periodista Sally Bowen para que esta negociara con Zevallos. Como relacionista público de Aerocontinente, sabíamos que Gonzalo estaba ligado a Lupe Zevallos, pero no que tuviera esa imperdonable relación con su impresentable hermano (http://bit.ly/1oYUee1 ). La denuncia de Paola la confirmé con otra fuente. ¡El MP tiene de gerente de imagen a un ex colaborador del imperio del narco Fernando Zevallos!

Ahora no solo pienso que el Instituto de Medicina Legal debe ser reestructurado, sino que, en un esfuerzo democrático e  imaginativo, debemos debatir la reestructuración del MP. Esperamos oír las voces del Ministerio de Justicia y del decente cuerpo de procuradores del Estado, de la siempre neutral Defensoría, del PJ que muestra más voluntad de enmienda que el MP, de ex fiscales de la nación como Gladys Echaíz, del TC, la OCMA, el CNM, de congresistas, líderes políticos y hasta del propio Ramos Heredia con la mano en el pecho, planteando alternativas para revivir al agónico aparato hasta que tenga autoridad moral para acusar con la frente en alto.

Actualización: Un lector me ha hecho llegar esta foto del archivo de IDL Reporteros. En una conferencia de prensa de Fernando Zevallos, Iwasaki vigila atento.

Foto: IDL-Reporteros

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada