Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Panamericanos Lima 2019

Lima 2019

El experimentado Paul Polo (Ecuador) se enfrentó al salvadoreño Javier Córdova, de 13 años. (Foto: Violeta Ayasta)

GEC

Parapanamericanos 2019: un estreno con muchos ganadores

Los Juegos se iniciaron ayer con el paratenis de mesa y tuvieron un duelo increíble: un niño salvadoreño de 13 años enfrentó a un ecuatoriano de 51 que ganó el bronce en Toronto

En las tribunas del Polideportivo 3 de la Videna de San Luis, el público explota en aliento en el primer día de los Juegos Parapanamericanos Lima 2019. Pero lo más importante es, sin duda, que esa ovación está repartida por igual hacia todos los paratenistas de mesa que están compitiendo. Hay hinchas guatemaltecos que arengan a los paraatletas colombianos, y fanáticos chilenos que, por más apasionados que parezcan (llevan banderolas y hacen sonar sus matracas), aplauden sin parar a los peruanos.

Todos en este lugar defienden una causa común y pelean por la misma razón: luchan por un mundo mejor en donde todos seamos mirados por igual. Y la escena que simboliza este pensamiento bandera se produce en la mesa tres, allí en donde un gran grupo de personas se ha aglomerado para sacar sus celulares y tomar fotos.

De un lado, con una camiseta roja y un short plomo, está Javier Córdova, un salvadoreño de talla baja de 13 años. No se deje engañar, porque lo que podría faltarle de altura y experiencia lo compensa con la potencia que tiene para pegarle a la pelota en esta disciplina que se divide en categorías (las clases del 1 al 5 compiten en silla de ruedas, mientras que de la 6 al 10 lo hacen de pie. Las variaciones son según el nivel de discapacidad).

Frente a él, en la Clase 8, está su contrincante, vestido completamente de azul, Paul Polo, un ecuatoriano de 51 años que a los doce meses de nacido sufrió una paraplejia espástica. Después de aquello, que fue motivo de doce operaciones, provocó que no volviera a caminar de la misma forma. Pero eso no impidió que sea el hombre multifacético y activo en que se convirtió: fue estudiante, es paratenista de mesa desde hace 19, un gran padre de familia y un dirigente serio.

—Todos ganamos—

Al final, Polo sacó a relucir su experiencia y venció por 3-0 (11-2, 11-6 y 11-9). “En los primeros puntos estuve nervioso, pero después me solté y pude terminar mejor”, señaló el campeón salvadoreño. Ambos se retiran entre aplausos. Han vencido los prejuicios sobre la edad y las limitaciones físicas. Todos festejan. Ayer ganamos todos. Como lo haremos durante todos estos Parapanamericanos Lima 2019.

Leer comentarios ()

Subir