La para atleta Leonor Espinoza se impuso a la mexicana Claudia Romero en la final femenina de la categoría K44 menos 49 kilogramos. (Foto: Claudio Cruz / Lima 2019)
La para atleta Leonor Espinoza se impuso a la mexicana Claudia Romero en la final femenina de la categoría K44 menos 49 kilogramos. (Foto: Claudio Cruz / Lima 2019)
Christian Cruz Valdivia

se realizará en exactamente un año y el trabajo debe multiplicarse para que estos avances no se vengan abajo. La Asociación Nacional Paralímpica del Perú (ANPPERU) y la Federación Deportiva Nacional de Personas con Discapacidad Física (Fedenadif) son las entidades relacionadas al movimiento paralímpico.

► 

Para este año, la ANPPERÚ recibió un presupuesto de 2,4 millones de soles, mientras que la Fedenadif tuvo una partida de 856 mil soles. Se espera que estos recursos crezcan y que la empresa privada se sume al apoyo a los paradeportistas que ya demostraron que pueden lograr buenos resultados.

Además, el 10% de la población en el Perú tiene alguna discapacidad y es una buena oportunidad para empezar a sensibilizar tanto a la ciudadanía en general como a ellos mismos para que puedan acceder a la práctica deportiva.

El otro tema tiene que ver con la parte de las sedes de entrenamiento. Los paradeportistas no tienen un lugar fijo donde practicar. Antes de los Juegos sí entrenaban en la Videna. Durante los Panamericanos tuvieron que usar diferentes sedes como el Polideportivo Guillermo Dansey de la Municipalidad de Lima.

Cuando se estableció el plan de obras para Lima 2019, la Asociación Paralímpica pidió que el Polideportivo 3 de la Videna quede como uso exclusivo para ellos. Aún no se define el destino de las sedes usadas y se espera que los paradeportistas tengan un espacio propio.

Para los involucrados, aún se debe trabajar dentro de la Asociación Nacional Paralímpica, ya que si bien se busca crecer, el universo de deportistas aún no es tan grande. "Las federaciones deben asumir por sus paradeportistas. Ellos saben que tienen que tienen esa directiva, pero por ahora es irreal", señala María Luisa Sarmiento.

Lo mismo pasa por la cabeza de los entrenadores. Ellos aún prefieren trabajar con la asociación pese a los pocos recursos, ya que si pasan a cada federación deportiva perderán cierta prioridad, ya que los atletas convencionales son los primeros en ser atendidos.

Fedenadif tiene a su cargo el básquet en silla de ruedas, vóley sentado, paratenis de mesa y quadrugby, mientras que la ANNPPERÚ debe velar por las pesas, paratiro, paratletismo y paranatación. Sin embargo, debido a la realidad deportiva acoge a otras disciplinas más. Sin embargo, existe ya una Federación de Ciegos que están asumiendo algunas disciplinas como el golbol, fútbol y judo.

Las 15 medallas parapanamericanas deben servir para alumbrar el futuro de nuestros paradeportistas.

Más en deportes