Mayté Ciriaco Ruiz

A inicios de junio del 2021, la Unidad de Periodismo de Datos identificó a que, al menos en once resoluciones dadas entre 2018 y 2021, aparecen como denunciados o habían tenido participación en casos contra la libertad sexual y violencia familiar, y habían emitido resoluciones favorables para los agresores.

Desde entonces, el Departamento de Investigaciones Especiales de la División de Investigación de Alta Complejidad de la Policía Nacional del Perú (DIVIAC-PNP) intensificó sus investigaciones y, junto a representantes del Ministerio Público, realizó allanamientos e incautaciones en algunas oficinas fiscales ubicadas en la provincia de Bagua, Amazonas.

EC DATA: ¿Cuál es la situación del sistema sanitario peruano frente a la tercera ola y al avance rápido del ómicron?

El último 3 de diciembre, la Segunda Fiscalía Suprema Especializada en Delitos Cometidos por Funcionarios Públicos emitió la disposición 06-2021-MPFN-2FSTEDCFP. La Unidad accedió a este documento según el cual se resuelve ampliar investigación e incluir como investigados a doce fiscales, un exfiscal y siete jueces que integrarían una red de corrupción en Amazonas involucrada en al menos 16 casos en los que se habrían cometido al menos doce delitos como cohecho activo y pasivo específico, encubrimiento personal y real, tráfico de influencias, patrocinio ilegal, denuncia calumniosa, obstrucción a la justicia, abuso de autoridad, entre otros.

Organización Criminal

Además, once de estos funcionarios han sido incluidos como parte de una organización criminal. Entre ellos resalta el exfiscal superior José Novoa Vásquez, quien según la disposición emitida por el Ministerio Público estaría involucrado en doce de los 16 casos por lo que se le acusa de al menos seis delitos.

El caso más resaltante es el intento de violación a su sobrina, la joven abogada Shirley Novoa Torrejón. La cantidad de situaciones irregulares que se presentaron en su proceso y que fueron denunciadas de forma constante por el abogado de IDL Juan José Quispe, representante de la agraviada, quien además lleva años investigando la corrupción en el sistema de justicia de Amazonas, impidieron que durante meses se llevara a cabo una adecuada investigación del caso.

LEE TAMBIÉN: Elecciones 2022: al menos 12 candidatos calientan motores para la carrera por el sillón municipal de Lima

“A pesar de todas las influencias que él tiene [José Novoa], yo continúo con esta denuncia porque temo que él pueda hacerle lo mismo a otras personas. Pero temo por mi seguridad”, mencionó Shirley Novoa.

Tras la publicación del caso, José Novoa Vásquez renunció a ser fiscal. Según fuentes del Ministerio Público lo habría hecho ante la Fiscalía de la Nación de Lima. Este Diario intentó comunicarse con Novoa Vásquez para solicitar sus descargos. Sin embargo, al cierre de este informe no recibió respuesta.

Además de él, otros nueve fiscales han sido acusados de favorecimiento e impunidad en este caso, entre los que destaca el fiscal Gilder Zapana Mayta, involucrado en cinco de los casos, y quien en junio mencionó a este Diario que actuó “como la ley lo estipulaba”. No obstante, el Ministerio Público lo investiga por los delitos de cohecho activo y cohecho pasivo específico, falsedad genérica y denuncia calumniosa.

LEE TAMBIÉN: El ranking legislativo: ¿quiénes son los congresistas de mejor y peor desempeño en la primera legislatura?

Según su abogado, Benji Espinoza Ramos, “la razón de la investigación contra el doctor Zapana es una sinrazón. Se le atribuye un avocamiento indebido en una causa para favorecer al doctor José Novoa y no hubo ningún favorecimiento solo el cumplimento de la ley”, asegura sobre la investigación abierta por el “favorecimiento e impunidad del fiscal Novoa Vásquez en presunta comisión de tentativa de violación sexual”.

Espinoza menciona que en este caso su cliente respetó el procedimiento de sucesión. “El doctor Zapana no buscó el caso, le correspondía por apelación del artículo 23 de la LOMP, debido a que era el Fiscal Superior menos antiguo”, dice.

LEE TAMBIÉN: El impacto de la ley universitaria: Perú es el segundo país de Latinoamérica con mayor crecimiento en producción científica

No obstante, según declaraciones de Shirley Novoa Torrejón, Novoa Vásquez le había mencionado en repetidas ocasiones su amistad con el fiscal Zapana Mayta, Presidente de la Junta de Fiscales de Bagua y que este había nombrado, por sugerencia de él, a Neptalí Marquina Paz como el encargado de la Fiscalía en Delitos de Violencia contra las Mujeres.

Además, Espinoza no hace referencia a los otros cuatro casos por los que se investiga a su cliente: Los cuellos verdes del Milagro, los farsante de Cajaruro, interferencia en investigación sobre violencia psicológica contra magistrada Soledad Barrueto, y conspiración y ofrocimiento para el delito de sicariato. Espinoza solo resaltó que “está convencido que el caso contra el doctor Zapana terminará en un archivo rotundo”, declaró.

Antecedentes

Del mismo modo, la fiscalía investiga a Guido Ojeda Torres, por los delitos de abuso de autoridad, cohecho activo y cohecho pasivo específico, y falsedad genérica; y a Neptalí Marquina Paz por los delitos de cohecho pasivo específico y patrocinio ilegal en los casos de interferencia en investigación para favorecer a padre de Novoa Vásquez y favorecimiento e impunidad de Novoa Vásquez en presunta comisión de tentativa de violación sexual.

A mediados del 2021, la Fiscalía Suprema de Control Interno abrió investigación preliminar contra Neptalí Marquina, quien el 28 de diciembre del 2020, sin realizar ni una sola diligencia, como tomar declaración de la víctima o del mismo agresor, resolvió no formalizar la investigación preparatoria contra el exfiscal Novoa Vásquez por la tentatiba de violación contra su sobrina. En junio, el Ministerio Público mencionó a este Diario que Marquina además de la investigación por presunto favorecimiento la Fiscalía de la Nación había dado por concluido su nombramiento provisional.

Otro investigado e incluido como parte de la organización criminal es el Juez Superior Gonzalo Zabarburú, quien en 2019 fue denunciado por acoso sexual y violencia de género. No obstante, nunca fue destituido de su cargo. Este Diario intentó comunicarse con los funcionarios mencionados, a través de intentos de llamas, correo y mensajes de texto, pero no recibió respuesta hasta el cierre de esta edición.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más