Los restos de 40 campesinos, entre niños, mujeres y ancianos, asesinados durante el conflicto interno en el país (1990-2000), fueron entregados este miércoles a sus familiares tras ser exhumados de fosas comunes.

Los restos fueron hallados por la fiscalía y los antropólogos forenses en los centros poblados de Ccano, Calicanto y Panti, provincia de Huanta, en la región de , donde se conocía que habían sido enterrados campesinos entre 1983 a 1991, tras ser victimados.

La entrega se realizó en la Comunidad Campesina de Ccano, y contó con la participación del ministro de Justicia, Aldo Vásquez, autoridades regionales y congresistas.

Según reportó la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) en su informe de 2003, los campesinos fueron asesinados por el grupo subversivo Sendero Luminoso, cuando se encontraban en una actividad en la iglesia evangélica pentecostal del sector. Los campesinos se habían agrupado en un comité de autodefensa para hacer frente a los senderistas.

TAGS RELACIONADOS