Módulos Temas Día

Más en Ayacucho

Narcotraficantes producen insumos químicos en el Vraem

Policía hallan laboratorios de producción de ácido clorhídrico, insumo básico para obtener droga de alta pureza

Narcotraficantes producen insumos químicos en el Vraem

Narcotraficantes producen insumos químicos en el Vraem

Palmapampa, un caserío del distrito de Samugari (provincia de La Mar), región Ayacucho, es uno de esos lugares del Vraem que funcionan como prototipos de pueblos capturados por el narcotráfico. La carretera de acceso está rodeada de cerros plenos de cultivos de hoja de coca y, en esos mismos cerros, están dispersos pequeños laboratorios de producción de cocaína.

La mañana del 19 de agosto, un equipo compuesto por aproximadamente 30 policías del Grupo de Operaciones Antidrogas Tácticas en Jungla (Goatj), encabezado por el coronel Jhonel Castillo, había salido al campo para ejecutar una operación contra uno de estos laboratorios clandestinos. Alertados por los ladridos de los perros y por los movimientos extraños en la carretera, los dueños abandonaron rápidamente el lugar y se escondieron en la selva. Cuando los policías llegaron al sector conocido como Vistoso, vieron algo que no estaba en sus planes encontrar.   

A pocos metros de dos pozas de maceración de hoja de coca, y perfectamente alineados, había 10 balones de gas con sus respectivas mangueras, 10 cocinas, 10 galoneras de ácido sulfúrico, bolsas de sal (más de 700 kilos) y, en tinas de plástico, bidones con cerca de 300 kilos de ácido clorhídrico producido allí mismo, artesanalmente. El ácido clorhídrico es un componente esencial para el narcotráfico: es el agente que convierte la pasta básica en clorhidrato de cocaína; es este químico el que le da nombre a una de las drogas más consumidas en el mundo.

El Decreto Supremo 024-2013, del Ministerio de Economía y Finanzas, especifica los 35 insumos químicos cuya comercialización está fiscalizada por ser componentes directos o indirectos en la elaboración de drogas. Uno de ellos es, por ejemplo, el kerosene, que años atrás fue reemplazado por algunos narcotraficantes del Alto Huallaga por un compuesto llamado keratina, y que les permitía seguir produciendo drogas de una pureza similar.

Otro insumo fiscalizado es el ácido sulfúrico, que se consigue fácilmente en el mercado negro porque es barato. Los narcos de Palmapampa consiguieron ácido sulfúrico, lo mezclaron con sal y obtuvieron el ácido clorhídrico, que también está fiscalizado por el Gobierno pero que es difícil de hallar. 

Esto cambia el panorama de un modo significativo. Ahora los narcos del Vraem no solo producen drogas, sino también los insumos. Para los policías del Goatj el hallazgo en Palmapampa significaba una operación exitosa pero, al mismo tiempo, la confirmación de la idea de que es difícil derrotar al narcotráfico porque siempre se reinventa.  

[Lea más en nuestra edición impresa]


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada