Módulos Temas Día

Más en Perú

El difícil rescate de los cadáveres de los pescadores desaparecidos en Áncash

En los trabajos de búsqueda hay 13 buzos de la Marina de Guerra del Perú y 12 buzos particulares. Labores se hacen a 40 metros de profundidad con visibilidad nula

Rescate Áncash

Según la Marina de Guerra del Perú el 50 % de la nave siniestrada está llena de lodo. Esto también dificulta el rescate de los cuerpos.  (Foto: Marina de Guerra del Perú)

MGP

La Marina de Guerra del Perú informó que continúa con las labores de búsqueda de los cadáveres de los pescadores que perecieron el último miércoles tras el choque de dos embarcaciones industriales en el litoral de Áncash. Hasta el momento han sido rescatados dos de los ocho cuerpos reportados como desaparecidos.

Desde el último viernes, 13 buzos de la Marina de Guerra del Perú y 12 buzos particulares que han sido contratados por las empresas Austral Group y Segjona, ambas involucradas en el accidente, buscan rescatar a los cuerpos de los pescadores que se han quedado atrapados en la nave María Esperanza II, a 40 metros de profundidad.

Áncash rescate 1

Este diario pudo conocer que el equipo de buceo que llevan los rescatistas tiene tres conexiones hacia la superficie, estos les permiten respirar, comunicarse con sus compañeros y grabar. Ante la nula visibilidad son guiados por sus colegas desde la superficie. (Foto: Marina de Guerra del Perú)

MGP

“Los buzos de la Marina y los particulares trabajan de manera conjunta y coordinada bajo el control de la Marina con el único objetivo de rescatar a los cadáveres de los pescadores”, explica a El Comercio el comandante Carlos Díaz Honores, jefe de la Capitanía de Puerto de Chimbote. El oficial asegura también que el 50 % de la nave está llena de lodo y la visibilidad para la búsqueda es nula.

El último sábado un grupo de buzos pudieron ingresar al camarote de la embarcación y rescatar a Wilmer Efio Efio y Carlos Esqueche Carrasco, luego de realizar un forado en la pared que separaba la sala de máquinas con el camarote donde pernoctaban los pescadores.

“Ha sido una labor muy dura, pues trabajar en el agua es muy difícil; ha sido un trabajo de hormiga”, comenta el comandante Díaz.

Las labores de los buzos se centran ahora en retirar la arena de los ambientes de la embarcación donde se encuentran los restos del patrón de la lancha Óscar Quicio Castro y los tripulantes Walter Wilson Ipanaqué Sánchez, Elizban Zeña Urcia, Santiago Díaz Huamanchumo, Dan Kalet Quicio Zeña y el ciudadano venezolano Jesús Salvador Villegas Abreu.

Este diario pudo conocer que el equipo de buceo que llevan los rescatistas tiene tres conexiones hacia la superficie, estos les permiten respirar, comunicarse con sus compañeros y grabar. Ante la nula visibilidad son guiados por sus colegas desde la superficie.

Díaz Honores también informó que se ha nombrado a un perito naval para iniciar la investigación sobre el accidente, cuyo proceso indagatorio tiene un plazo de 45 días y podría ampliarse a 60 días.

“Se iniciará un peritaje a la nave Malena y se analizará las manifestaciones de los pescadores sobrevivientes. Con eso se elaborará un dictamen pericial y luego se determinará las responsabilidades. Aún no puedo decir las causas del accidente”, afirmó el comandante Díaz.

En tanto, los familiares de las víctimas siguen a la espera en la Capitanía de Puerto, y los parientes del ciudadano venezolano Jesús Villegas han pedido ayuda para repatriar sus restos cuando termine el proceso de rescate.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe

Tags Relacionados:

Áncash

Marina de Guerra del Perú

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018Ir a Somos
Ir a portada