Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

Las fuertes lluvias están causando estragos en al menos siete provincias de la región Áncash y para este jueves se ha convocado a una reunión debido a estas emergencias. Ahí, se reinstalará el Centro de Operaciones de Emergencia Regional para coordinar las acciones de prevención.

Se informó que tres puestos de salud de Chalán, Uchupampa y Mongón, en la provincia de Pallasca, han quedado aislados por las lluvias. 

El Prefecto de Áncash, Alex Cordero Cuisano, dijo que en la provincia de Huaylas la carretera de penetración Caraz – Santa se ha visto afectada por los deslizamientos de cerros. Anoche, se interrumpió el tránsito en el distrito de Huallanca tras la ocurrencia de un huaico. Provías ya realizó los trabajos de limpieza.

En Aija, Huari y Mariscal Luzuriaga, los caminos de trocha se inundaron por las constantes precipitaciones pluviales. Un ómnibus interprovincial se quedó varado por varias horas por el mal estado de la carretera en el tramo Huacchis – Uco. Los subprefectos de ambas localidades solicitaron la intervención urgente de Provias para el mantenimiento de estos caminos, ya que ponen en peligro la vida de los transportistas.

En la provincia de Asunción, dos viviendas de Chacas han sido dañadas por las intensas lluvias y el agua se ha llevado un puente peatonal en la localidad de Acochaca.

En El Santa, los pobladores del caserío de Colcap en el distrito de Cáceres del Perú (Jimbe) han reportado la ocurrencia de fuertes lluvias y vientos, así como la caída de granizo. Algunos techos de las casas y árboles han sido arrasados por la fuerza de la naturaleza.

Es por ello que la alcaldesa provincial del Santa, Victoria Espinoza García, ha reinstalado el Centro de Operación de Emergencia Local y ha pedido a todos los secretarios de Defensa Civil de los nueve distritos a mantenerse en alerta y en coordinación ante un eventual desastre natural.

“Las lluvias ya se han iniciado en las partes altas de la provincia, no propios de la época, y esto nos pone en alerta. Estamos exhortando a las municipalidades distritales para que activen su centro de emergencia y trabajemos en prevención. Hasta el momento, los ríos Nepeña, Santa, Lacramarca, Shisho están colmatados al 100 %. Por ello pedimos al Ministerio de Agricultura que responda y actúe de inmediato porque una vez que se incremente el caudal es imposible ingresar las maquinarias”, sostuvo a la prensa en Chimbote.

En Huarmey, algunos terrenos agrícolas se inundaron debido al incremento del río. Los sectores afectados son Mandinga, Cuscus y Aihuay. Mientras que en Congon y Lecheral, los cultivos y viviendas hay un riesgo inminente de desborde, porque no se han realizado trabajos de prevención.

La secretaria técnica de Defensa Civil de Huarmey, Felicita Cadenillas, mencionó de no realizar los trabajos de limpieza en los puntos vulnerables (Mandinga, Cuscus, Lecheral, Congon y Aihuay) podría ocurrir otra tragedia como la de marzo pasado.

“El caudal del río se ha incrementado y ha dañado algunos cultivos como tomate y espárragos. Si no se atienden los puntos vulnerables es probable que Huarmey vuelva a inundarse, por eso hacemos un llamado al gobierno regional para que manden maquinaria y se realicen los trabajos de descolmatación y encauzamiento”, dijo la funcionaria.

MÁS DE PERÚ

TAGS RELACIONADOS