Más de 9 mil escolares no podrán recibir clases porque los accesos  a los centros educativos se encuentran dañados. (UGEL Pomabamba)
Más de 9 mil escolares no podrán recibir clases porque los accesos a los centros educativos se encuentran dañados. (UGEL Pomabamba)
Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

La Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de la provincia Pomabamba, en Áncash, ha dispuesto la suspensión temporal de las actividades escolares, debido al mal estado de las carreteras y vías vecinales que conectan los colegios de los distritos de Parobamba, Quinuabamba, Huallán y Pomabamba.



El jefe de Gestión Pedagógica de la UGEL Pomabamba, David Inga Barzola, informó que esta decisión afecta a 891 docentes y 9.006 estudiantes de las 187 instituciones educativas de los niveles de inicial, primaria y secundaria.

En tanto, el coordinador del Programa de Reducción de la Vulnerabilidad y Atención de Emergencias por Desastres (Prevaed), Raúl Mautino Pérez, comentó que los accesos a los centros educativos se encuentran dañados, por lo que han tomado la decisión de suspender las clases del 25 al 30 de marzo para salvaguardar la vida de los profesores y alumnos.

Precisó que también se ha tenido en cuenta el mapa de riesgo del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú, en el que advierte el aumento de las precipitaciones pluviales para los próximos días en Pomabamba.

En tanto, el alcalde provincial de Pomabamba, Edgar Vía, ha saludado la medida que han adoptado las autoridades educativas, ya que varios tramos de las carreteras se encuentran afectadas por las intensas lluvias.

“La Oficina de Defensa Civil recomendó la suspensión de las clases debido que los constantes deslizamientos han afectado las vías vecinales y no queremos poner en peligro la vida de los alumnos y maestros. Los caminos presentan fallas geológicas y con las lluvias se empeoran”, declaró.

El burgomaestre ha comentado que los 100 mil soles que fue enviado por el Ejecutivo ha sido utilizado en la rehabilitación del agua potable y encausar el río Pomabamba.

Sin embargo, ha pedido al Gobierno Regional de Áncash con las obras de mejoramiento del servicio de agua y desagüe y la construcción de 14 kilómetros de la defensa ribereña del afluente.

TAGS RELACIONADOS