Mafia liderada presuntamente por César Álvarez habría usado fondos públicos y recursos provenientes de los “diezmos de las obras” para sobornar a fiscales, jueces y policías, en Áncash. (Foto: Poder Judicial)
Mafia liderada presuntamente por César Álvarez habría usado fondos públicos y recursos provenientes de los “diezmos de las obras” para sobornar a fiscales, jueces y policías, en Áncash. (Foto: Poder Judicial)
Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

El ex gobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, seguirá en prisión por un plazo de 12 meses, mientras es investigado por el caso La Centralita.

La Fiscalía Nacional Especializada contra la Criminalidad Organizada de Lima argumentó que se necesita realizar más diligencias, pesquisas y revisar más documentos en torno a los más de 70 investigados por los delitos de asociación ilícita para delinquir, colusión, peculado doloso, lavado de activos y violencia contra la autoridad.

El Ministerio Público reafirmó que la organización criminal, liderada presuntamente por Álvarez, usó fondos públicos y recursos provenientes de los “diezmos de las obras” para sobornar a fiscales, jueces y policías. Con ello, aparentemente, Álvarez conseguía obstruir las investigaciones en su contra.

Según la tesis de la fiscalía, el objetivo de la red era perpetuarse en el cargo para controlar las licitaciones de obras en el Gobierno Regional de Áncash y en la Municipalidad Provincial del Santa.

Por ello, el Primer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria admitió el pedido de adecuación de la prolongación de la prisión preventiva por un año, y dispuso que César Álvarez y los procesados sigan encarcelados hasta el 25 de mayo del 2018.

La jueza María Ángeles Camacho también fundamentó su fallo con el Decreto 1307-2016, el cual señala que en los procesos de criminalidad organizada, la medida coercitiva se puede prolongar hasta 12 meses.
El abogado del ex mandatario regional rechazó la decisión judicial y anunció que apelará el fallo en los próximos días. “Se está vulnerando los derechos de mi patrocinado”, enfatizó.

Durante la audiencia, realizada en el penal Piedras Gordas, donde está recluido desde mayo del 2014, Álvarez dijo sentirse contento porque “la fiscalía no tiene nada” en su contra.

Además, acusó a los fiscales de buscar a los procesados en sus celdas y ofrecerles ser colaboradores eficaces para que hablen en su contra durante la investigación.

“Estoy contento porque la fiscalía no tiene nada. La Centralita se denunció en junio del 2011 y se intervino en julio del 2011, ya va a cumplir 8 años. Nos dicen que somos una organización criminal, pero creo que los de la organización criminal son otros, hay fiscales que buscan a los presos para crear colabores eficaces", manifestó.

No obstante, antes de concluir la audiencia, César Álvarez manifestó su disconformidad con el veredicto. “Es un abuso”, expresó antes de ser llevado a su celda por los agentes del INPE.

En este caso emblemático de corrupción son investigadas 81 personas (tres de estas, jurídicas).

Álvarez también enfrenta dos investigaciones más por los asesinatos del ex consejero regional de Áncash Ezequiel Nolasco Campos y de Hilda Saldarriaga, considerada como testigo clave en el primer atentado contra Nolasco.

TAGS RELACIONADOS