(Foto: cortesía)
(Foto: cortesía)
Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

Un grupo de trabajadores de la Municipalidad Provincial del Santa, en Áncash, irrumpió violentamente en la sesión de concejo para exigir al alcalde Roberto Briceño Franco que les pague sus salarios.

Los obreros de Limpieza Pública y agentes de Seguridad Ciudadana, que tienen la condición de reincorporados, ingresaron a la sala de regidores para reclamarle al burgomaestre Briceño el pago de sus remuneraciones, que no cobran hace dos meses. 

Aproximadamente a las 6:45 p.m., los manifestantes rompieron el portón de la sala de concejales y lanzaron bolsas con basura en el lugar como medida de protesta. Además, agredieron verbalmente a Briceño así como a regidores y funcionarios.

“Cuándo nos van a pagar. Estamos reclamando nuestros sueldos, hace dos meses nos pagan. Tenemos hijos, tenemos necesidades, sabemos comer, tenemos que pagar agua y luz”, expresó un trabajador.  

No obstante, la sesión de concejo fue suspendida a las 7:30 p.m. por falta de garantías y el alcalde tuvo que retirarse del municipio fuertemente resguardado con policías y funcionarios para evitar que lo agredan.

Tras el enfrentamiento entre los manifestantes y funcionarios, la regidora Olenka Sifuentes Zavaleta fue jalada de la ropa y cabellos. Mientras que los obreros y un periodista fueron atacados por el entorno del alcalde.  

Según la Municipalidad Provincial del Santa, la reacción del personal reincorporado ha generado sorpresa entre los funcionarios, ya que se les informó que el jueves 29 de agosto a partir de la 1 p.m. se cumpliría con pagarles lo que se les adeuda.

“Este repudiable accionar ha sido censurado por la mayoría de regidores, quienes consideraron que no es la forma de proceder de personas que se dice ser servidores ediles y que han actuado como vándalos”, señala en un comunicado la entidad municipal. 

Los afiliados del Sindicato de Trabajadores de la Municipalidad Provincial del Santa han convocado a un paro de 48 horas para el 12 y 13 de setiembre para exigir el cumplimiento del aumento de S/190 a sus salarios, derecho conseguido en un pacto colectivo que firmaron en la anterior gestión y que esta gestión ha ordenado su suspensión. También piden el cambio de las políticas administrativas de la comuna y la remoción del gerente municipal Jesús Rodríguez.

TAGS RELACIONADOS