Redacción EC

Ezequiel Nolasco, pidió al Poder Judicial no dejar de investigar al congresista Heriberto Benítez pues según afirmó este se encargó de defender al presidente regional de Áncash, César Álvarez, y no estuvo de acuerdo en que se intervenga al gobierno regional. 

La joven dijo que su padre siempre denunció a César Álvarez y a Heriberto Benítez por el tema de La  [caso de espionaje político]. Estas declaraciones las hizo en el programa de Milagros Leiva, “Sin pelos en la lengua”. 

“Mi papá siempre dijo que la mafia regional tiene una cabeza y que las ratas del congreso tienen que caer”, enfatizó.

Ayer, declaró que su esposo es inocente.  “Ellos no son delincuentes, ellos se han puesto a derecho. Quiero decirle a esa niña que ahora todos la creen una heroína, cómo desearía que ese señor este vivo. Ahora todo el gobierno le ha prestado facultades para que salga a decir lo que quiera a su conveniencia”.

ANTECEDENTES

La joven recordó que en el 2010, cuando sucedió el primer atentando contra su padre y donde su hermano falleció, Ezequiel Nolasco le dijo: “el 'Mostro de siete cabezas' me ha mandado a matar. Él sabe, él ha matado a mi hijo”.

Ella también acotó que fue el mismo César Álvarez quien se colocó el sobrenombre de Mostro de siete cabezas para demostrar su poder en la región de Áncash.

Leiva mencionó las acusaciones que se vienen haciendo contra Ezequiel Nolasco, en las que se refieren a él como un extorsionador que tenía vínculos con el gremio de construcción civil. 

Al respecto, Nolasco señaló que su padre fue dirigente de construcción civil desde que ella tenía años. "Desde el 2010, todas las licitaciones fueron dadas a Víctor López Padilla —hoy detenido—, porque aquel guardaba vínculos con César Álvarez. A mí me consta que los trabajadores de Padilla eran vándalos porque asaltaron con armas el sindicato de construcción civil”, afirmó. 

Además, agregó que hay documentos que prueban que Padilla tiene propiedades que no puede sustentar. Al finalizar la entrevista, la hija de Ezequiel Nolasco aseveró que así como Álvarez dice que cree en Dios, ella también lo hace. 

“Creo que hay un dios y por eso está sucediendo todo esto [la detención de Álvarez y la del presunto sicario 'Goro'], porque nosotros no le hemos hecho nada a nadie”.