Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

El fotógrafo Paul Meza de la Corte Superior de Justicia de la Provincia del Santa retrató a los internos del penal de Chimbote, en la región de , en los diversos talleres de reinserción social que les ofrece el Instituto Nacional Penitenciario del Perú - INPE a cambio de reducir sus condenas.

Más de un centenar de hombres y mujeres privados de su libertad por diversos delitos en este penal de Áncash pasan su tiempo en los talleres de papelería, cerámica, tallado de cuernos de toro, maderería, costura, bordados, tejidos, entre otros.

Los internos producen artículos que puedan ser comercializados afuera, con el fin de llevarse algunos soles para ayudar en su familia y reinsertarse a la sociedad.

El reclusorio Cambio Puente, se ubica a 25 minutos de la ciudad de Chimbote, en Áncash. En sus instalaciones alberga a más de dos mil personas. 

TAGS RELACIONADOS