El ministro del Interior, , reiteró esta tarde en el Congreso que la fallida operación policial de desbloqueo del camino que va de Quehuira a Huancuire en la zona de influencia del proyecto minero (Apurímac) fue “inconsulto e innecesario”.

“Nosotros [el Ministerio del Interior] estábamos trabajando sin saber que habían coroneles actuando por encima de su comando”, dijo Basombrío en referencia a los oficiales Juan Sarango Laya y Claudio Zúñiga Sánchez. Ambos son investigados por la Inspectoría de la PNP por, presuntamente, haber aprobado un plan de operaciones ineficiente.

El titular de Interior dio estas declaraciones a la Comisión de Defensa Nacional del Congreso que es presidida por Luciana León. Añadió que la situación en Las Bambas es compleja y que se agudizó por los compromisos asumidos por el gobierno anterior ante las comunidades. "Hay un tema complejo. No es tan fácil como decir que se trata de unos locos (...)" dijo.

En su presentación ante la Comisión de Defensa, Carlos Basombrío estuvo acompañado del director general de la PNP, Vicente Romero (Foto: Francesca García / El Comercio)

Basombrío consideró que el caso de Las Bambas se agravó también cuando se suspendió la construcción de un mineroducto para extraer los materiales de la mina y se decidió transportar el mineral por la carretera. Explicó que la policía actúa según un enfoque de respeto a los Derechos Humanos.

Por su parte, los congresistas fujimoristas Lourdes Alcorta y Carlos Tubino señalaron que Basombrío debe asumir su responsabilidad política en la muerte del comunero Quintino Cereceda.

La muerte del campesino Quintino Cereceda en Apurímac fue producto de una operación "inconsulta e innecesaria", señaló el jefe del Mininter. (Foto: Miguel Neyra / El Comercio)

En estos momentos, Basombrío sigue exponiendo ante la Comisión de Defensa y está acompañado por el director general de la PNP, el general Vicente Romero. 

Lee también