Las primeras horas de la mañana transcurren con tranquilidad en Challhuahuacho (Cotabambas, ), uno de los puntos desde donde se acata un paro indefinido contra el proyecto cuprífero . La protesta fue convocada desde el 25 de setiembre también en la provincia apurimeña de Grau y en la provincia de Chumbivilcas, en Cusco.

Ayer, en una reunión comunal en el puente de Challhuahuacho, distrito donde se registraron recientes enfrentamientos violentos, se acordó proponer una tregua si es que el Ejecutivo envía una comisión de alto nivel.

Al momento, las protestas han dejado cuatro muertos y al menos 26 heridos. 

El Gobierno decretó desde ayer el estado de emergencia durante 30 días en las provincias de Cotabambas, Grau, Andahuaylas y Chincheros (Apurímac), y en Chumbivilcas y Espinar (Cusco).