Protestas por Las Bambas: ofrecen tregua pero bajo condiciones
Protestas por Las Bambas: ofrecen tregua pero bajo condiciones

La violencia continuó imperando ayer en el distrito de Challhuahuacho (), en donde las protestas contra el proyecto cuprífero , que opera la empresa chino-australiana MMG Limited, han dejado hasta el momento cuatro muertos y al menos 26 heridos. 

La situación llevó al Gobierno a decretar el estado de emergencia durante 30 días, en las provincias de Cotabambas, Grau, Andahuaylas y Chincheros (Apurímac), y en Chumbivilcas y Espinar (Cusco). 

Pasadas las 10 a.m., en la comunidad de Pumamarca, manifestantes incendiaron una camioneta y un bus que trasladaba a trabajadores de una contratista de Las Bambas. Luego se enfrentaron con la policía. Horas después, en el distrito de Challhuahuacho, otros manifestantes quemaron varias casetas. Estos incidentes dejaron tres heridos. 
 
Por la tarde, en una reunión comunal en el puente Challhuahuacho, se acordó remitir un documento al presidente del Consejo de Ministros (PCM), Pedro Cateriano, en el que proponen suspender la huelga indefinida si el Ejecutivo envía una comisión de alto nivel encabezada por el primer ministro a la zona del conflicto. Piden que la mesa de diálogo se instale en las próximas 24 horas en el  distrito de Mara.   

Otras condiciones  planteadas son que se levante el estado de emergencia y que no se denuncie a los detenidos en las protestas. Según el jefe policial de Apurímac, general PNP Víctor Rucoba Tello, 21 personas fueron intervenidas el lunes cuando ingresaban al campamento minero. “A algunos les hemos encontrado dinamita y un arma”, dijo. Según la fiscalía, siete fueron llevados a  Abancay y tres de ellos serán acusados de tenencia ilegal de armas.

Conoce más detalles en nuestra edición impresa.