Carlos Peña

Hace 2 meses un grupo de agentes de la Policía Nacional de Perú divisó un al borde de la carretera que conduce a la comunidad de Luchuipata, en el distrito de Tapairihua, en la provincia de Aymaraes, Apurímac. Inmediatamente llamaron a los especialistas del para que acudieran a auxiliarlo. 

Al llegar, evaluaron la condición de salud del ave. Los veterinarios le calcularon unos 4 años de edad y le diagnosticaron deshidratación, peso bajo (8 kilos cuando esta especie puede alcanzar hasta los 15 kilos) y debilitamiento. El animalito no lograba mantenerse en pie. 

Tuvieron que trasladarlo hasta la ciudad de Abancay. El animal fue atendido en el Parque Zoológico Taraccasa, donde tuvo que permanecer en aislamiento el tiempo que duró su rehabilitación.

Christian Morales Mijahuanca, el veterinario que estuvo a cargo del cuidado del cóndor, contó que también le encontraron pulgas de gallina, parásitos y protozoarios que migran del humano y de aves de corral. Eso le hace pensar que el animal pudo ser usado en celebraciones tradicionales como el Yawar Fiesta.

Otra hipótesis es que haya estado viviendo en cautiverio por varias semanas en contacto con aves de corral o cerca a humanos. 

Hoy se le implantó un microchip de reconocimiento con el que podrán hacerle seguimiento en cuanto haya sido liberado. El ingeniero Manuel Torbisco Vivanco, especialista en fauna silvestre del Serfor, es quien coordina su regreso a la vida silvestre, que se realizará el 15 de mayo en Tunapita.

Cóndor andino en Apurímac

Lea también...

TAGS RELACIONADOS