El auto que fue incendiado y el camión dañado  esta madrugada pertenían al esposo de la señora Celia Capira. (Foto: Jasson Ticona)
El auto que fue incendiado y el camión dañado esta madrugada pertenían al esposo de la señora Celia Capira. (Foto: Jasson Ticona)
Zenaida Condori

Colaboradora de El Comercio en Arequipa

simplementezenaida@gmail.com

La señora Celia Capira, quien quedó a cargo de sus tres hijos luego de que su esposo falleciera a causa del, ahora enfrenta una nueva tragedia. La mujer que corrió tras el presidente Martín Vizcarra cuando estaba en Arequipa, denunció que sus autos fueron incendiados y que envenenaron a sus perros la madrugada de este viernes. Esto sucedió, en su domicilio ubicado en el pueblo Joven Independencia, en el distrito de Alto Selva Alegre, Arequipa.

Mira: Arequipa: fallece esposo de mujer que persiguió vehículo de presidente Vizcarra

De acuerdo al parte policial, a la 1 de la madrugada se realizó una llamada al 105 alertando del incendio de dos vehículos. Cuando los efectivos llegaron al lugar encontraron a los bomberos de la compañía de José Luis Bustamante que habían controlado el fuego. Los efectivos encontraron daños materiales en un auto station wagon y en un camión dañado. El primero estaba estacionado frente a su casa y el segundo en la parte posterior, en una cochera sin puerta. Los bomberos indicaron que el incendio se ha podido producir por un cortocircuito.

Sin embargo, Celia Capira negó que se tratase de un cortocircuito. Ella relató a un medio televisivo “No sé qué podría ser. Esto no es cortocircuito. Esto ha sido provocado porque no puede quemarse por dentro”, dijo.

Los bomberos conjeturan que el incendio se produjo por un cortocircuito, pero Celia que cree que el fuego fue provocado por alguien. (Foto: Jasson Ticona)
Los bomberos conjeturan que el incendio se produjo por un cortocircuito, pero Celia que cree que el fuego fue provocado por alguien. (Foto: Jasson Ticona)


Los hechos ocurrieron cuando Celia y sus hijos dormían en su casa. Contó que tuvo un mal sueño y se despertó cerca de la una de la madrugada y salió afuera de su casa. “Me sentía fatal y cuando miré estaba ardiendo fuego, no sabía qué hacer. Tuve que encender una alarma para que los vecinos salieran y empezamos a apagar el fuego”, contó a Latina.

Los dos vehículos pertenecían a su esposo, Adolfo Mamani, quién falleció el pasado 19 de julio en el hospital Honorio Delgado Espinoza. Capira también contó a la policía que asesinaron a sus dos pequeños perros; los más afectados con la muerte de las mascotas son sus hijos. Si bien Celia indicó que no ha recibido amenazas de ningún tipo, también volvió a aclarar que no se trata de un accidente.

“Mi esposo era una buena persona, siempre veía el lado positivo de las cosas. No era agresivo, él era muy bueno. No tenía problemas con nadie”, manifestó.

Celia Capira ha pedido garantías para ella, sus hijos y su familia. La Policía ya inició las investigaciones del hecho.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN EL PERÚ