Martín Vizcarra promulgó el 23 de julio un Decreto de Urgencia que autoriza temporalmente la intervención administrativa y asistencial del Minsa en la gestión de salud de Arequipa. (Foto: Diego Ramos/GEC)
Martín Vizcarra promulgó el 23 de julio un Decreto de Urgencia que autoriza temporalmente la intervención administrativa y asistencial del Minsa en la gestión de salud de Arequipa. (Foto: Diego Ramos/GEC)
Zenaida Condori

Colaboradora de El Comercio en Arequipa

simplementezenaida@gmail.com

Hoy, los alrededores de la puerta de Emergencia del Hospital Honorio Delgado de , denominado hospital COVID, lucen vacíos. Ya no hay carpas ni filas de autos con pacientes conectados a un balón de oxígeno. Desde la intervención del Ministerio de Salud () en la región el pasado 23 de julio, no hay personas que aguardan en la intemperie por una cama. Ahora, la atención se realiza en el nuevo hospital temporal, una gran infraestructura que levantó el Programa Nacional de Inversiones en Salud (Pronis) en el estacionamiento del hospital COVID.

El presidente Martín Vizcarra visitó Arequipa el 19 de julio. Cuatro días después promulgó el Decreto de Urgencia N° 086-2020, el cual autoriza temporalmente la intervención administrativa y asistencial del Minsa en la gestión de salud de Arequipa, que desde el 2003 está a cargo del gobierno regional. Cuando se dio la disposición, Arequipa registraba 38.193 casos positivos y 804 fallecidos por , la Unidad de Cuidados Intensivos del Honorio Delgado colapsada, escasez de equipos de protección, falta de camas y protestas de médicos contratados que no recibían sus pagos.

Esta política de intervención podría repetirse en otras regiones, según lo dicho por el primer ministro Walter Martos este martes en el Congreso de la República durante el pedido de voto de confianza para su gabinete. Martos indicó que las acciones para combatir al virus en las regiones del país no deben demorar y que de ser necesario el Gobierno intervendrá en aquellos sitios donde la ejecución presupuestal por parte de los gobiernos regionales no se viene dando.

En medio de esta pandemia no podemos demorar la ejecución presupuestal, menos la entrega de medicamentos y la atención a nuestros ciudadanos. Tenemos que actuar con sentido de urgencia. Por ello, de ser necesario, se intervendrán aquellas regiones en las que no exista respuesta y se encuentren en situaciones críticas”, mencionó.

En desacuerdo con la intervención

Para el actual gerente regional de Salud, Christhian Nova Palomino, el Minsa no descubrió la pólvora, sino que solo vino a aplicar los documentos técnicos sanitarios que ya estaban están dados.

Era cuestión de ordenarse ¿Nosotros lo hemos podido hacer solos? Sí. Como gobierno regional hemos implementado los hospitales y los centros de aislamiento, pero nos faltaba aplicar las normas sanitarias, por eso el Minsa ha tomado protagonismo. Ha trabajado de la mano con nosotros. Nos ha enseñado y nos ha permitido darnos cuenta de que no estábamos haciendo bien las cosas. De ahora en adelante cumpliremos lo que está escrito”, indicó.

Por su parte, la dirigente del Sindicato de Trabajadores Administrativos de la Gerencia Regional de Salud (Geresa), Sadia Medina, dijo no haber visto mayor cambio. Al margen de la designación del nuevo gerente de Salud, los funcionarios de diferentes áreas siguen siendo los mismos y los presupuestos continúan estancados, sostuvo. La razón es porque el Gobierno Regional de Arequipa (GRA) sigue manejando los recursos y las irregularidades se siguen presentando.

No queremos un equipo de gestión que administre la crisis, sino que de soluciones. Está bien la intervención, pero debería ser total”, agregó Medina.

A favor del trabajo del Minsa

Para el decano del Colegio Médico de Arequipa, Javier Gutiérrez, los cambios que se han dado con el Minsa en los procesos internos de los hospitales son importantes, aunque no se perciban públicamente. Resaltó la sistematización de las historias clínicas, la aplicación de protocolos de manejo y la distribución de pacientes.

Gutiérrez cree que esas gestiones permiten tener mejor manejo de los recursos. Además, la prueba clara, refiere, es que ya no hay pacientes esperando fuera del hospital. Según el decano, diferentes gremios del sector están pidiendo que la experiencia de Arequipa se replique en otras regiones.

Esto debe mantenerse en el tiempo, no solo debe ser temporal por el periodo de la pandemia. Debe haber un nuevo sistema de salud administrado por el Minsa. No se trata de afectar la descentralización, pero en el tema sanitario y educativo debe haber una sola política y un solo objetivo, no puede haber cosas divergentes”, manifestó.

Quien también se encuentra satisfecho con la intervención del Minsa es el presidente del Cuerpo Médico del hospital Honorio Delgado, Eloy Soto. Dice que se ha mejorado la distribución de los pacientes, la entrega de los EPP y se agilizó el pago de remuneraciones de los médicos y enfermeras contratados. Además, destacó que se han implementado más camas y hay mejor disposición. Sostiene que ahora el principal problema que afronta Arequipa es la falta de personal  y por eso están llamando a los egresados de universidades.  

Soto, al igual que el decano del Colegio Médico de Arequipa, espera que la rectoría de salud vuelva al Minsa. Invocó al Congreso de la República presentar un proyecto de ley para crear un solo sistema de salud, porque de lo contrario la mala administración continuará con los gobiernos regionales y se presentarán más casos de corrupción. Advirtió que la crisis de los hospitales no es por causa de la pandemia, sino que viene de años atrás.    

Si el Minsa no hubiera intervenido ¿cómo estaríamos ahora? Estaríamos en las peores condiciones. Hubiera sido bueno que desde el inicio de la pandemia el Minsa hubiera estado presente. Lamentablemente tenemos un gobernador que no tiene voluntad de trabajar por la salud. Hasta el momento, Elmer Cáceres Llica no ha presentado su plan de acción frente al COVID-19 al Consejo Regional. En la situación que estábamos viviendo era inevitable la intervención del Minsa”, declaró el consejero regional José Luis Hancco.    

Política regional

¿Dónde está el gobernador? Esta semana, Elmer Cáceres Llica ha estado recorriendo las provincias de la región. El lunes estuvo en Cotahuasi, provincia de La Unión, entregando cheques gigantes a los alcaldes para la ejecución de proyectos. En su discurso, el gobernador pidió otra vez más que el Congreso de la República autorice el uso formal del dióxido de cloro para el tratamiento del coronavirus.

Ya Bolivia lo aprobó y el Perú qué está esperando. ¿por qué no pueden consumirlo? ¿Y cómo se consume la Coca Cola que es más tóxica que este dióxido de cloro? porque es una transnacional que tiene mucho poder, habrá que preguntar al Congreso y al presidente de la República”, dijo la autoridad.

Para los trabajadores del sector Salud la autoridad regional tiene una política de salud distinta a lo que dispone el Minsa, por ello esperan que el ministerio no los abandone y se lleve a los técnicos que llegaron con la intervención.

Por otro lado, luego de manifestar que confían en la efectividad de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Rusia, el gobernador regional de Arequipa informó hoy que envió una carta al presidente ruso, Vladimir Putin, en la cual le solicita la venta o donación de la vacuna para su región.

Ayer le he mandado un documento al presidente Putin para que nos pueda regalar o vender la vacuna contra el COVID-19. Ojalá que el compañero Vladimir Putin, presidente de Rusia, nos haga caso”, dijo Cáceres Llica.

Casos

A más de 20 días de la intervención del Minsa las cifras siguen en aumento. De acuerdo al último reporte de la Geresa, de este martes 11 de agosto, se tiene registrado 68.594 casos y 1.249 fallecidos. Para el jefe del Comando Regional COVID-19, Gustavo Rondón, las cifras seguirán en aumento porque las personas infectadas con el virus siguen saliendo a las calles a contagiar a otros. Rondón cree que, con las estrategias dispuestas por el Minsa a finales de agosto se puede contener el crecimiento de contagios. “Si la gente no es responsable y no pone de su parte, así intervenga la OMS, esa curva no va a bajar en Arequipa”, apuntó.