(Foto: Zenaida Condori)
(Foto: Zenaida Condori)

Según el Ministerio Público, las dos mujeres 'jaladoras' que pertenecerían a la organización criminal "Los desalmados del tráfico humano", en la región Arequipa, también eran las encargadas de monitorear la interrupción de embarazos por teléfono y vía mensajes de WhatsApp. Esta banda criminal es también acusada de comercializar bebes en la región sureña.

La fiscal especializada en Criminalidad Organizada, Rosmery Mendoza, se basó en las transcripciones de las llamadas y mensajes de texto de los celulares intervenidos para sostener que se habrían concretado al menos tres abortos en menos de un mes. Estos habrían ocurrido entre el 19 octubre y el 6 de noviembre.

De acuerdo con la fiscal, estos serían: una mujer de nombre Solange que se habría practicado un aborto en esas fechas, días en que también un hombre adquirió pastillas y anestesia para otro aborto. El tercer caso sería el de una joven que tenía restos - se presume de un aborto - y quería realizarse una limpieza por S/200.

-Cómo operaban-

De acuerdo con la carpeta fiscal, las 'jaladoras', identificadas como Kathy Quinteros Quispe (36) y Brenda Angélica Cama Viza (26), ofrecían servicios de ecografías y exámenes de sangre frente del Hospital Goyeneche. Sin embargo, sus servicios reales serían procedimientos abortivos.

Las 'jaladoras' habían alquilado dos locales en un centro comercial ubicado en la Av. Jorge Chávez N° 110, que funcionaban con la fachada de un tópico. Ellas, luego de captar a las gestantes, las conducían a sus oficinas para ofertar sus servicios reales.

Si el embarazo era de pocos meses, les suministraban pastillas abortivas, inyecciones y otros medicamentos. Luego, guiaban a sus pacientes por teléfono hasta que se concrete el aborto. Si el embarazo era avanzado, las contactaban con los intermediarios para que estos las convenzan de vender a sus bebes.

Para el Ministerio Público, Quinteros y Cama habrían cometido el delito de favorecimiento al aborto, además del delito de trata de personas. Kathy Quinteros, hace un mes, fue detenida por la Policía Nacional por la comercialización de medicamentos abortivos. La Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada solicitó para ambas (y las otras nueve personas), prisión preventiva por 36 meses.

La audiencia se desarrolla en el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Arequipa desde el viernes 16. Los 11 presuntos miembros de la red criminal están presentes en las audiencias donde la fiscal sustenta el requerimiento para cada uno de ellos.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS