En Arequipa se han dado medidas sanitarias para la atención en cementerios, como parte de la emergencia de coronavirus.
En Arequipa se han dado medidas sanitarias para la atención en cementerios, como parte de la emergencia de coronavirus.

El y el para evitar su propagación ha cambiado la vida de todos en el mundo entero obligándonos a variar nuestras costumbres, incluso en los momentos más tristes y dolorosos como es dar el último adiós a un ser querido. En Arequipa no es diferente, esta actividad ya no es motivo de congregación familiar, aunque no haya fallecido por , como medida de precaución.

En el camposanto de La Apacheta, en José Luis Bustamante y Rivero, uno de los más grandes de la ciudad, solo está permitido la presencia de un máximo de 15 familiares, todos con mascarillas y guantes, como implementos obligatorios, así como mantener una distancia de un metro.

Moisés Valdez, gerente general de la Sociedad de Beneficencia de Arequipa, entidad que administra el cementerio, explicó que estas son las medidas que se adoptaron desde que inició la etapa de cuarentena, hace 8 días, para dar cumplimiento al estado de emergencia que decreta la restricción de la libertad de reunión, considerados puntos críticos de contagio.

Respecto al personal que continúa laborando, Valdez informó que diariamente diez trabajadores asisten a La Apacheta, entre limpieza y seguridad, por dos turnos, todos cuentan con barbijo.

El protocolo se replica en los cementerios de la ciudad. Desde que inició el aislamiento social, La Apacheta atendió 13 entierros, restringiendo liturgias y solicitando a los familiares que conmemoren a sus seres queridos en eventos breves.

Se restringió la visita en cuarentena y los administradores están elaborando un plan de contingencia de ampliarse el confinamiento para evitar aglomeración en celebraciones como Semana Santa y el Día de la Madre, por ejemplo, restringir el acceso por hora, poniendo un horario límite para el ingreso.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: vendedores ambulantes de la parada fabrican sus propias mascarillas