El candidato a la segunda vuelta en Arequipa, Elmer Cáceres Llica, rechazó los tres proyectos mineros más grandes que se pretenden ejecutar en la región. En el debate organizado por las universidades Nacional de San Agustín, Católica de Santa María y Católica San Pablo, dijo que "Tía María, no va; Zafranal, no va; Tambomayo, no va".

El proyecto Tía María, que la empresa Southern Perú quiere desarrollar en el Valle del Tambo con una inversión de US$ 1.400 millones no se ejecutará si Cáceres Llica es elegido gobernador regional. El candidato indica que proyecto no tiene licencia social y que generará un daño ambiental.

El mismo rechazo mostró para Zafranal, un proyecto minero de cobre y oro, ubicado entre las provincias de Castilla y Caylloma, donde se invertirá US$ 1.160 millones. Cáceres asegura que la minera pretende usar las aguas de las filtraciones de Majes I para su operación, cuando esas aguas deberían usarse para regar más terrenos desérticos.

Igual suerte correrá Tambomayo, mina de la Compañía de Minas Buenaventura, que opera desde el año pasado en la parte alta de Tapay, en la provincia de Caylloma. El candidato de la agrupación Unidos por el Gran Cambio, dijo que esta empresa usa aguas de cabecera cuenca y por eso la rechaza.

“Eso no significa que sea antiminero, solo pedimos mineras responsables”, indicó en su disertación.

Agregó que exigirá el pago de la deuda (judicializada) que tiene la empresa minera Cerro Verde con la Sunat. Con la deuda, que según el candidato asciende a US$ 1.300 millones, junto a pagos adicionales que impondrá a la mina por el uso de aguas servidas y por afectación ambiental, precisa que ejecutará obras en la región de Arequipa.

Síguenos en Twitter como