Arequipa: sin expectativas de encontrar mineros vivos

Al mediodía de ayer, bajo el sofocante calor de Acarí (), terminó la esperanza de hallar con vida a los hombres que quedaron atrapados en la mina Las Gemelas el lunes pasado. Los socorristas –entre bomberos, policías y mineros– concluyeron que tras más de 96 horas de encierro bajo tierra, las posibilidades de encontrar sobrevivientes eran nulas.

Fueron siete los mineros que desaparecieron tras la caída de un huaico sobre la mina propiedad de la empresa Chinchilico Minero SAC. En la madrugada de ayer fue hallado el cuerpo de Eduardo Urquía Tuanama, de 30 años, aproximadamente a 110 metros de profundidad. La última persona que lo vio con vida fue su compañero David Martínez, quien logró salir de la mina a duras penas el martes, abriéndose paso entre el agua y el lodo.

Según los socorristas, Urquía habría estado vivo por lo menos hasta la tarde del miércoles y llegó a ser escuchado por los bomberos. Se cree que era él quien golpeaba con una piedra los restos de una escalera metálica para pedir auxilio. Los mineros piensan que, desesperado y con poco aire, habría intentado salir a la superficie y falleció en el intento.

Hasta el cierre de esta edición, solo se había logrado recuperar el cuerpo de Urquía. Sus restos permanecían en el centro de salud de Acarí, donde hoy se le practicará una necropsia. Sus familiares señalaron que lo llevarán a Puerto Inca (), su región natal.

-Bomberos se retiran-

En la tarde de ayer, los bomberos de la Séptima Comandancia de la Compañía de Bomberos de Arequipa recogieron sus equipos y se retiraron. Según informó el jefe del grupo de rescate, Gustavo Carrasco, se dispuso el retorno debido a que la gran cantidad de lodo y piedras en el socavón hace improbable que existan sobrevivientes (cuando las labores son de rescate de cadáveres están a cargo de la policía). En el lugar quedaron agentes de la PNP y los mineros que llegaron desde Orcopampa.

Carrasco dijo también que el comando evaluará si envía otro grupo de bomberos a la zona. No descartó el retorno al lugar para ayudar en las labores de búsqueda.

El viceministro de Minas, , fue informado por el gerente regional de Energía y Minas que las labores de rescate habían concluido y que comenzaba la búsqueda de los cuerpos.

Los familiares de los mineros señalaron que para ellos los trabajos terminarán cuando encuentren los cuerpos de sus seres queridos.

Así lo aseguró, por ejemplo, Juan Carlos Flores Paico, quien espera aún ver vivo a su hermano Hussein, de solo 22 años. Ambos son de la provincia de Barranca, en Lima.

—La ayuda que termina—

Desde el miércoles decenas de socorristas, mineros voluntarios, autoridades locales y periodistas permanecieron en los exteriores de la mina Las Gemelas. La ayuda llegó por tierra y aire. Se trasladaron motobombas para extraer el agua del socavón.

El objetivo se consiguió a medias. Hasta ayer, 150 metros cúbicos de agua de los aproximadamente 400 que cubrieron el socavón fueron extraídos. Ello permitió encontrar el primer cadáver y, lamentablemente, vislumbrar que no habría sobrevivientes.

El cuerpo de Eduardo Urquía Tuanama es el único que se ha recuperado hasta el momento. Hoy se le practicará una necropsia y luego será llevado a su lugar de origen, Puerto Inca (Huánuco). (Foto: Cortesía)

Quienes atienden la emergencia se vieron ayer sin alimentos. Hubo personas que se encargaron de cocinar durante los días anteriores, pero sufrieron los estragos de la falta de descanso.

Anoche, al cierre de esta edición, al menos 40 personas seguían en la mina Las Gemelas tratando de recuperar los cuerpos de los mineros.