(Foto: Zenaida Condori)
(Foto: Zenaida Condori)

El reinicio de las labores escolares en la ciudad de Mollendo y el distrito de Islay (región Arequipa), en el día 45 del paro indefinido contra el proyecto minero Tía María, se dio de manera parcial. En ambas jurisdicciones hay 7.780 estudiantes, que representan el 80 % de la población estudiantil de toda la provincia Islay. 

El director de la UGEL Islay, Juan Luque, informó que en el distrito de Islay hay 11 instituciones educativas mientras que en la ciudad de Mollendo hay 55. De acuerdo con el reporte que maneja la Defensoría del Pueblo, en Mollendo solo asistió el 55% de alumnado, mientras que en Islay solo regresó a las aulas el 20%. 

Muchos padres de familia no mandaron a sus hijos al colegio por temor a las protestas. El último martes se registró un enfrentamiento. Los manifestantes lanzaron piedras y los policías respondieron con bombas lacrimógenas. Esto ocurrió frente a la I.E. de nivel inicial Mi Pequeño Paraíso. 

A raíz del conflicto en Islay se suspendieron las labores en tres instituciones educativas: El Buen Pastor, Miguel Grau y Mi Pequeño Paraíso. En las demás instituciones las actividades se cumplieron de forma normal tal como ocurrió en la ciudad de Mollendo. Los padres de familia se quejaron de que el resguardo policial era insuficiente. 

“Se va reforzar la seguridad policial. Pedimos a los padres que envíen a sus hijos al colegio. Que confíen en las autoridades”, indicó el representante de la Defensoría del Pueblo, Ángel María Manrique. 

-Apoyo-

La segunda semana de setiembre llegará un equipo del Ministerio de Educación para dar acompañamiento socioeducativo a los estudiantes que han estado expuestos al conflicto social.

El viceministro de Gestión Institucional del Ministerio de Educación, Guido Alfredo Rospigliosi Galindo, espera que en los siguientes días se incremente la asistencia del alumnado. Aseguró que todos los docentes están laborando con normalidad.  

Rospigliosi Galindo explicó que buscará un acercamiento con las autoridades y dirigentes del Valle de Tambo para pedir una tregua por la educación y así los escolares regresen a las aulas con tranquilidad. Existe el temor de que los estudiantes de quinto de secundaria puedan perder la oportunidad de presentarse a los exámenes de admisión de las universidades e institutos porque no culminarán la currícula este año.

-Dato- 

En los distritos de Mejía, Deán Valdivia, Cocachacra y Punta de Bombón las labores siguen suspendidas. Allí hay un promedio de 4.720 estudiantes. En toda la provincia de Islay hay 12.500 alumnos.

TAGS RELACIONADOS