Pese a que las protestas se realizan solamente en las tardes, los niños no van a la escuela. (Foto: GEC)
Pese a que las protestas se realizan solamente en las tardes, los niños no van a la escuela. (Foto: GEC)

Por Zenaida Condori

Alrededor del 90% de los estudiantes que viven en el , en la provincia arequipeña de Islay, asisten a las instituciones educativas pero el resto aún sigue sin regresar a las aulas. Este lugar es la zona de conflicto por el proyecto minero . Sus pobladores ya llevan 81 días de paro indefinido en rechazo a la mina. Pese a que las protestas se realizan solamente en las tardes, los niños no van a la escuela.

En los distritos del Valle de Tambo hay un promedio de 4.720 escolares, que representan el 20% de toda la provincia de Islay. De acuerdo al reporte de la Ugel- Islay, este jueves asistieron en Cocachacra el 94% de estudiantes matriculados. En Deán Valdivia acudieron el 89%, mientras que en la Punta de Bombón el 88%. Más de 470 estudiantes perderán el año académico.

“Un día de labores que se pierda genera un daño irreparable a los estudiantes, corresponde a las autoridades educativas garantizar el derecho a la educación, pero también corresponde a los padres. Uno puede tener un reclamo legítimo por alguna situación concreta, pero el derecho a la educación se debe garantizar, principalmente por sus padres. El servicio está disponible, no perjudiquen a su hijos”, indicó el representante de la Defensoría del Pueblo, Ángel María Manrique.

- Enfrentamientos -

Los enfrentamientos entre los pobladores del Valle de Tambo y policías no cesan. La tarde de este jueves, los agricultores del valle se trasladaban en caravana hasta Mollendo para realizar una marcha pacífica, pero cuando pararon al ingreso de la ciudad para ir caminando, efectivos policías desde un cerro les lanzaron bombas lacrimógenas y perdigones.

“La población estaba dirigiéndose tranquilo, pero la policía salió a provocar, sacaron las tanquetas y comenzaron a disparar. Tuvimos que retroceder. Nuestra protesta es pacífica y ellos son los que generan el enfrentamiento. Hay mucho abuso de parte de la policía”, indicó el coordinador del Valle de Tambo, Miguel Meza.

Tras la represión, los manifestantes fueron obligados a regresar al valle.

- Denuncias -

Este jueves, a las 9:00 horas, el gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, debió acudir a declarar a la Sección de Asuntos Sociales de Seguridad del Estado por las denuncias que el abogado Marcial Carpio Talavera le interpuso en el Ministerio Público. La autoridad regional fue denunciada por los presuntos delitos contra la paz pública en la modalidad de disturbios al azuzar el conflicto de Tía María, y también por resistencia a la autoridad.

Pese a que hace unos días declaró que asistiría a todas las citaciones que le haga la Fiscalía, no presentó. Solo acudió su abogada, Mabel Quiroga Saavedra, quién solicitó que se reprograme la declaración de la autoridad. Dese el Ministerio Público informaron que la diligencia fue reprogramada para el 10 de octubre a las 9.00 horas.

Para hoy también estaba programado el inicio del juicio oral contra 14 protestantes del Valle de Tambo por el presunto delito de tortura contra Yovana Juana Mendoza Serrano. La demandante acusa a los manifestantes que en el 2015 la golpearon, le cortaron el cabello y la hicieron caminar desnuda por el pueblo por no salir a las movilizaciones. La audiencia fue suspendida. La demandante solicitó que el desarrollo del juicio oral se desarrolle en Arequipa y no en Mollendo.

- Viaje -

Para el próximo lunes 7 de octubre a las 10:00 horas, el Consejo de Minería tiene programado la audiencia en la que escucharán los alegatos de los abogados del Gobierno Regional de Arequipa, quienes impugnaron la licencia de construcción que el Ministerio de Energía y Minas le entregó a la empresa Southern Perú para el proyecto Tía María.

Los pobladores del Valle de Tambo se están organizando para viajar hasta Lima y protestar ese mismo día frente al Consejo de Minería. La Junta de Usuarios se comprometió a poner las movilidades. Estos días deberán definir la cantidad de agricultores que viajarán a la capital. El alcalde de Cocachacra, Julio Cornejo, espera que ese día se derogue la licencia de construcción, y en consecuencia el presidente, Martín Vizcarra, cancele definitivamente el proyecto Tía María.