Ministros critican "desplante" de opositores a Tía María
Ministros critican "desplante" de opositores a Tía María

Como un “desplante” y un hecho “irrespetuoso”. Así calificaron los ministros de Agricultura y Riego y del Ambiente la actitud de alcaldes y dirigentes del valle de Tambo que decidieron de la sede del Gobierno Regional de Arequipa, frustrando así el diálogo sobre el conflicto social por el .

Quienes abandonaron el diálogo fueron el alcalde provincial de Islay, Richard Ale; José Ramós, alcalde de Punta de Bombón; Jaime de la Cruz, alcalde de Dean Valdivia; y Helar Valencia, alcalde de Cocachacra. Asimismo, el presidente del Frente de Defensa del Valle de Tambo, Pepe Julio Gutiérrez, y los dirigentes Jesús Cornejo y Marilú Marroquín. Todos ellos querían que solo estén representantes del Poder Ejecutivo.

“…Ellos han decidido retirarse incluso de manera, yo diría, bastante irrespetuosa. Queremos hacer un llamado a la población del Valle del Tambo, Arequipa y el país. El Estado seguirá haciendo los esfuerzos para resolver esto de manera pacífica. Pero también, estamos atentos y no nos temblará la mano para tomar acciones en cuanto a expresiones de violenta, amedrentamiento, amenaza y hasta casi secuestro, porque están cobrando cupos para que salgan los productos de Islay. Y eso tiene que ser sopesado, más aún con las actitudes que ellos han demostrado hoy de no al diálogo”, expresó en conferencia de prensa el ministro de Agricultura, Juan Manuel Benites.

"ES INACEPTABLE"

Por su parte, el titular del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, refirió que no se aceptarán actos como el ocurrido esta tarde y consideró que la actitud de los dirigentes y alcaldes del Valle de Tambo demuestra que tienen una “nula” vocación de diálogo.

“Es inaceptable la respuesta y la negativa. Y el Estado tendrá que evaluar las siguientes medidas […] Es un desplante al pueblo de Islay, a los niños que no están yendo a los colegios, a los agricultores, a la región Arequipa y al pueblo peruano”, manifestó.

Asimismo, dijo que lo acaecido “muestra que personas sin representatividad, sin rol de autoridad, son capaces de asumir acciones que van en desmedro del pueblo de Islay, de la región Arequipa y el país entero”.

A su turno, la gobernadora regional Yamila Osorio exhortó a los ministros a hacer esfuerzos por la población que pide auxilio ante agresiones por no plegarse al paro iniciado en Islay el pasado 23 de marzo. Finalmente, el alcalde de Arequipa, Alfredo Zegarra, invocó al Ejecutivo que haga un último esfuerzo a través de la Defensoría del Pueblo para invitar nuevamente a los dirigentes, ya sea en Arequipa o en Lima.