Protestas por Tía María. (Foto: Andina)
Protestas por Tía María. (Foto: Andina)
Zenaida Condori

Colaboradora de El Comercio en Arequipa

simplementezenaida@gmail.com

Este lunes los representantes del Gobierno Regional de Arequipa (GRA) expusieron los argumentos por el que impugnaron la resolución (N° 0328-2019-MINEM-DGM/), otorgada el pasado 8 de julio y que desencadenó un conflicto social que lleva 86 días en el Valle de Tambo, provincia de Islay.

El jefe de Asesoría Jurídica del GRA, Walter Paz Valderrama, explicó que la autorización de construcción del proyecto es ilegal por cuatro razones. La primera es porque el gobierno regional dejó sin efecto una servidumbre de 49 hectáreas que la gestión anterior le entregó a la empresa Southern Perú, por ello pidió que se revoque la licencia de construcción.

La segunda razón que porque existen 809 hectáreas de la concesión de la minera que se superponen a las Pampas de Cachendo, superficie protegida por Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) por tratarse de un ecosistema frágil. La tercera, es porque el proyecto no tiene un estudio hidrológico, ni autorización de uso del agua de mar para su planta desalinizadora.

Y el último argumento expuesto por la defensa del GRA ante los 5 miembros del Consejo de Minería, es que la construcción del proyecto minero se superpone a dos mega proyectos nacionales. “Si este proyecto (Tía María) va adelante se frustra el gasoducto del Sur y también afectaría el proyecto del Puerto Corío. Minas pueden haber varias y pueden estar en otros lugares”, declaró Paz Valderrama.


–Argumentos de Southern–

De parte Southern Perú, llegaron al Consejo de Minería, 11 representantes entre asesores legales, técnicos de proyectos y profesionales de servicios ambientales. El jefe de Comunicaciones de la empresa, Paul Lostaunau Ramos, indicó a El Comercio, que han respondido los cuatro cuestionamientos que el GRA realizó y esperan que de acá a 15 días se ratifique la licencia de construcción.

Sobre la anulación de la servidumbre, Lostaunau Ramos explicó que ese punto se encuentra judicializado y se tendría que esperar que concluya el proceso. El pasado 23 de agosto Southern Perú denunció gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, ante el Ministerio Público por abuso de autoridad. En los siguientes días la autoridad debe ir a declarar a la fiscalía.

Sobre las Pampas de Cachendo, la empresa reconoce que es un ecosistema frágil y por ese motivo construirán su planta en la zona del desierto. El funcionario aclaró que en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) precisan que no van a tocar para nada el ecosistema y que su operación la harán en zonas que no estén protegidas.

“Sobre la autorización del uso de agua de mar, son permisos que se deben gestionar una vez se inicie la construcción de la planta. No es el mismo trámite de uso de fuentes de agua que están dentro del territorio. La empresa todavía no ha solicitado la autorización, pero en el EIA ya está aprobado y declarado que la fuente de agua para el proyecto será agua de mar”, agregó Paúl Lostaunau.

Sobre el último argumento que Tía María se superpone a dos megaproyectos nacionales, el funcionario de la minera explicó que Tía María tiene más de 20 años (se inició en 1994) y es más antiguo que los proyectos mencionados, no obstante asegura que Tía María se complementaría perfectamente con el gasoducto y el Puerto Corío.


–Resultados–

Existen tres posibles respuestas que puede dar el Consejo de Minería, ratificar la licencia de construcción del proyecto minero observar en parte la licencia y pedir que la empresa que lo subsane o anular la licencia de construcción, lo que obligaría a la empresa volver a tramitar la autorización. “Pese a los resultados, la empresa está en la capacidad de resolver todas las observaciones y agotaremos todos los trámites. El proyecto va continuar y mantenemos nuestro compromiso de no iniciar la construcción hasta que no haya una situación social estable”, puntualizó

Por su parte el gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, invocó al Consejo de Minería resolver de manera técnica, imparcial y en el más corto plazo. “Esperamos que la decisión se dé en el marco legal y Estado de Derecho, nuestros hermanos del Valle de Tambo vienen luchando más de 10 años contra de este proyecto donde ya han muerto siete pobladores, ningún proyecto minero vale más que la vida”, reiteró.

Los pobladores del Valle de Tambo que se trasladaron hasta Lima para marchar pacíficamente, esperan que el Consejo de Minería anule la licencia de construcción. “Si se cancela la licencia de construcción creemos que automáticamente podría caer el EIA. A más de 80 días de protestas, esperamos una respuesta política de nuestro presidente, Martín Vizcarra. Los esperan hombres y mujeres del valle pedimos la cancelación del proyecto Tía María”, indicó el coordinador del Valle de Tambo, Miguel Meza.