Módulos Temas Día

Más en Arequipa

Yamila Osorio: “No tengo ningún vínculo con casos [de presunta corrupción]”

Ex autoridad dice que no tiene nada que ver con la presunta mafia Los Correcaminos del Sur. Señala que la investigación se debe desarrollar sin presiones

Yamila Osorio

(Foto: El Comercio)

El Comercio

Lo que pudo ser el final de una gestión sin mayores contratiempos se convirtió en todo lo contrario para Yamila Osorio. Funcionarios de la ex gobernadora regional de Arequipa fueron detenidos y otros cercanos a ella han sido acusados de cobrar coimas a transportistas. Osorio niega toda relación con cualquier acto ilícito y dice que asumirá el costo político.

—Tres días antes de que culminara su gestión, su gerente de transportes José Gamarra y otros cuatro funcionarios fueron detenidos por el presunto cobro de coimas a transportistas que usaban minivanes en rutas hacia la costa de Arequipa. Tras ello, ¿usted diría que terminó saliendo por la puerta falsa?
No. No tengo ningún tipo de vinculación con esos casos. Cuando uno asume grandes responsabilidades está expuesto a que, manejando 25 unidades ejecutoras, no todos los funcionarios actúen de manera correcta. Esto es materia de investigación y estamos atentos a los resultados de la misma. El proceso debe realizarse sin mayores presiones políticas ni mediáticas.

—¿Cuál era su relación con Gamarra? ¿En algún momento tuvo sospechas sobre él?
Ninguna. Cuando asumí la gestión pedí recomendaciones para cada gerencia sobre gente con experiencia, que conociera el sector y que no haya tenido denuncias. En estos años no hubo ninguna denuncia que lo sindique por hechos irregulares, si no, lo hubiésemos apartado del cargo.

—Cuando fue consejera del Gobierno Regional de Arequipa, en el período 2011-2014, ¿usted promocionó o no la ordenanza regional que permitía la circulación de minivanes en rutas hacia la zona costera de la región [esta norma luego fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional]?
Esa ordenanza se aprobó por unanimidad entre los ocho consejeros que formamos parte de esa gestión. Se dictó atendiendo a que prácticamente existía un monopolio en determinadas rutas, con pésimos servicios e informalidad que era necesario regular. Las decisiones en el consejo regional se toman de manera colegiada, no por una sola persona.

—Pero fuera de la votación, se ha señalado que usted promovía la aprobación de la norma.
Éramos entre 4 y 5 consejeros que representábamos a las provincias con una demanda insatisfecha los que tratamos de socializar y construir la propuesta de esa ordenanza.

—Se ha sindicado a uno de sus asesores principales, Marcelo Bermejo, como cabecilla de la organización criminal Los Correcaminos del Sur. ¿Cuál es su relación con este acusado?
Fue una relación netamente laboral. Era una persona con experiencia, como los seis asesores que he tenido. No he conocido ninguna denuncia sobre algún tipo de irregularidad respecto a él. No tenía asignada ninguna coordinación con la Gerencia de Transporte. Se le encomendó el seguimiento de proyectos de inversión pública en su calidad de ingeniero y la relación con organizaciones sociales.

—Hay quienes también han señalado que algún testigo protegido ha dicho que usted recibió dinero de coimas relacionadas con Los Correcaminos del Sur.
Tengo información de que hay intereses políticos que han motivado que determinadas personas declaren sobre chismes. Estas dos personas que dicen ser testigos protegidos han manifestado que a ellos les dijeron que el funcionamiento de estas organizaciones de transportes implicaba que la gobernadora también tenía que recibir un beneficio. O sea, un dicho de un tercero que no le consta. Eso ha sido aprovechado para generar sensacionalismo, con mayúsculas.

—¿De dónde vienen los intereses políticos que aduce?
Tengo información pero la quiero confirmar. Estamos trabajando en eso porque creo que nadie se atreve a dar declaraciones ligeras. Más aún, me sorprende que haya medios en los que una declaración que parte de un chisme se convierte en una sindicación efectiva. Creo que eso es irresponsable.

—Días después de las detenciones, usted dijo en una conferencia de prensa que asumía los costos políticos que esta situación le generaba. ¿Cuáles son estos costos?
Probablemente vaya vinculado al haber ejercido un mayor control sobre determinados sectores dentro de mi administración. Siempre va a haber una responsabilidad política porque este señor ha sido funcionario de confianza. Finalmente las responsabilidades penales se determinarán en el curso de la investigación. Hay que esperarlo con calma y prudencia, como corresponde.

—Si le pidiera que pusiese una nota a su gestión como gobernadora, ¿cuál sería?
No acostumbro autocalificarme. En mi gestión corta, de cuatro años, hemos trabajado con una visión al bicentenario. Hemos entregado 12 grandes obras de impacto, pero también hemos puesto en marcha 12 grandes obras de infraestructura que esta gestión [de Elmer Cáceres] va a inaugurar. Los resultados de mi gestión se verán en el bicentenario.

—¿Cuál es su relación con su sucesor Elmer Cáceres Llica?
Ninguna. No es mi amigo, es un conocido porque hemos tenido cargos políticos en el mismo período de gestión [Cáceres fue alcalde de Caylloma cuando Osorio fue gobernadora regional]. Saludo que varios funcionarios de confianza que sirvieron en mi administración hayan sido considerados para mantenerse en el cargo.

—¿Es válido decir que usted tuvo una relación cercana en términos políticos con el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski?
En realidad, con los tres presidentes con los que me ha tocado trabajar ha habido una relación de colaboración. Con el presidente Humala, Kuczynski y Vizcarra; a quienes, dicho sea de paso, les agradezco porque con su apoyo logramos más de S/2.500 millones para la ejecución de obras importantes para Arequipa.

—¿Aceptaría algún cargo en el Ejecutivo si el presidente Vizcarra así se lo ofreciera?
Mi plan para este año es continuar con mi preparación académica. No tengo en mira ningún cargo político. Quiero complementar mi experiencia con alguna maestría o algún curso de alta especialización que pueda permitirme seguir mejorando y conocer más el sector público.

—No hay ni una sola mujer entre los 25 gobernadores recientemente elegidos. De hecho, cuando usted fue elegida en el 2014, fue la única mujer.
La lectura hay que hacerla considerando que este es un país que valora muy poco a las mujeres. Tenemos cinco feminicidios en lo que va del año. En el sector público, en cargos de poder, los reflectores son mayores y las críticas son más ácidas, y el machismo lamentablemente sigue patente.

—¿Ha sido víctima de machismo durante su gestión ?
Todos los días fueron un desafío para demostrar que por ser mujer no estaba incapacitada para ejercer el cargo. Hemos recibido muchas apreciaciones vinculadas netamente a cuestiones subjetivas por mi condición de mujer y además por ser joven, porque creo que no hay nadie en el Perú que haya asumido este cargo a los 28 años. Ojalá que a futuro se pueda repetir este caso.

—Nunca me quedó claro cuál es exactamente su posición respecto al proyecto minero Tía María. ¿Usted piensa que debe ejecutarse?
La población debe estar convencida de que ese proyecto no va a afectar sus actividades tradicionales. Para que todo proyecto se ejecute es importante que los vecinos o la población en la que impacta tengan armonía o digamos la percepción de que es un proyecto que no los va a dañar. Southern ha tenido grandes avances. Tuvimos una muy buena relación con la empresa. Hoy gracias a los expedientes técnicos del hospital de Cocachacra y el hospital de Mollendo es que en el mes de noviembre pudimos dejar en ejecución estas obras. Southern aportó los expedientes técnicos. Ha sido una acción o gesto para que la población sepa cómo se puede beneficiar a partir de la minería responsable.

—¿Y qué pasa si la población no engancha con el proyecto? Y además, si considerando que hay sectores que azuzan a la población para que ello ocurra.
Creo que siempre va a haber una exposición a los conflictos sociales como lo hemos visto en otros casos. Así que la vía del dialogo y liderazgo que debe asumir el gobierno nacional como ente competente en la gran minería es importante.

—Una de sus promesas de campaña fue la modernización del hospital Goyeneche. Sin embargo, no hubo ninguna obra mayor en dicho centro de salud. ¿Qué pasó?
La promesa está en marcha y a punto de ser realizada. Durante los 4 años para un proyecto de más de 500 millones de soles primero tuvimos que conseguir la donación del terreno , en segundo lugar tuvimos que hacer el perfil y pasar los estudios de factibilidad y el expediente técnico con el que cuenta ya la actual gestión. Además de pasar por permisos del área de cultura pues hay una parte que es monumento histórico. Es una promesa que por la complejidad del proyecto ha sido iniciado en mi gestión.

—En el caso del proyecto Majes Siguas 2 también fue un ofrecimiento de campaña lograr ponerlo en marcha. ¿Cuál es el estado de ese proyecto?
Nosotros hemos dejado la primera fase en 35% de ejecución. Las obras de este proyecto se iniciaron en nuestra gestión en el año 2015. Antes de eso no se había movido ni una piedra. Actualmente está en un proceso de mejora tecnológica. El nuevo gobernador debe de retomar las relaciones con el Ministerio de Economía al cual le dejamos toda la información sobre el cambio tecnológico según el pedido contractual que hizo el concesionario.

-¿Pero en este momento se están ejecutando obras en el proyecto?
No. En este momento está suspendido en un proceso de mejora tecnológica.

—¿Y cuándo se reiniciaría, según lo dejo su gestión?
En realidad la pelota está en la cancha del Gobierno Regional, que debe retomar las relaciones con el MEF y llegar a un acuerdo sobre el proceso de modernización.

—Otra de las obras emblemáticas de su gestión es la culminación del tramo 2 de la variante de Uchumayo. En teoría esta debió estar lista hacia fines del año pasado. Sin embargo funcionarios de la nueva gestión señalan que la obra recién tiene un 50% de avance. ¿Por qué no se pudo terminar a tiempo?
Nosotros hemos terminado la gestión aprobando una ampliación de plazo de ejecución de obra que se cumple el 8 de febrero. Ese es el plazo que el nuevo gobernador tiene que hacer que se respete por la contratista. Es ampliación de plazo se ha dado considerando el porcentaje de avance referido. Porque la etapa en la que se encuentra es la de pavimentación. Todos los puentes, vías auxiliares, etc, están construidos. Lo que les queda es pavimentar.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe


Tags Relacionados:

Yamila Osorio

Arequipa

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada