Ayacucho: 150 vicuñas fueron asesinadas por cazadores furtivos. (Foto: Jaime Quispe)
Ayacucho: 150 vicuñas fueron asesinadas por cazadores furtivos. (Foto: Jaime Quispe)
Jaime Quispe Olano

author

jquispe@comercio.com.pe

Un total de 150 vicuñas fueron matadas y despojadas de sus pieles producto de la caza furtiva en lo que va del año, actividad que daña también los recursos de flora y fauna silvestre, según lo informó la Dirección de Camélidos Sudamericanos de la Dirección Regional Agraria de Ayacucho (DRAA).

El especialista Omar Arias, informó también que las cifras son cantidades ligeramente inferiores a las reportadas en el 2016. Asimismo, señaló que en los primeros meses se registra el mayor número de caza de vicuñas debido a que en esa fecha aún no se realiza la captura y esquila de esto camélidos, situación que es aprovechada por los cazadores.

Cabe señalar que las zonas más afectadas por la caza son aquellas provincias que se ubican en la zona sur de la región Ayacucho (Lucanas, Parinacochas, Paucar del Sara Sara), donde hasta la fecha se han suscitado tres atentados. Cada vicuña cazada genera una pérdida aproximada de 500 mil dólares.

El problema gravitaría en la necesidad de implementar un mayor resguardo en el hábitat de este camélido, por lo que se estaría presentando un proyecto que permita la implementación de más  guardaparques dentro de la zona de influencia de la vicuña.

Respecto a la población de vicuñas, la DRAA ha registrado un incremento en las crías del 1.2% a comparación del año pasado. En tanto, el manejo de los recursos recaudados son básicamente para mejorar los cercos y contratar mayor personal a fin de garantizar su control.

Se debe destacar que del 15 de mayo al 15 de noviembre se logró recaudar 3 mil 430 kilos de fibra. Con un total de 229 chaccus, las comunidades y asociaciones privadas de criadores buscarán mejorar algunas deficiencias.

MÁS DE PERÚ