Jaime Quispe Olano

author

jquispe@comercio.com.pe

Una familia de Ayacucho desesperada por evitar un desalojo tomó una medida radical. Tres de los diez hijos de Francisco Riveros Mallqui se enterraron hasta la altura del cuello. 

La vivienda se encuentra en la Mz. “L” Lote 5 de la Asociación de Totora. Fuentes de la policía indicaron que se tenía prevista la participación de más de 30 agentes policiales para llevar a cabo el desalojo ordenado por  la Corte Superior de Justicia de Ayacucho, en la comunidad de Totora. Sin embargo, dicha acción se frustró antes de ejecutarse.

Según Francisco Riveros Mallqui, nunca fue notificado del proceso que seguían en su contra, hasta hace un par de semanas, cuando por intermedio de una vecina se enteró que existía una orden de desalojo en su contra.

Confusión en el contrato
Aproximadamente hace nueve años, Francisco Riveros Mallqui compró dos lotes de 200 metros cuadrados por un valor de 12 mil soles. Sin embargo, solo pudo cancelar ocho mil soles, por lo que decidió comprar solo un lote.

Según dijo, ese acuerdo se fijó con el dueño, pues su hija estaba grave de salud y debía pagar su tratamiento. Riveros considera que se pretende desconocer el acuerdo, por lo que se ha iniciado el proceso judicial para desalojarlo.