Ballenas avistadas, varadas y atrapadas en redes recientemente

El avistamiento de cerca de la costa –registrado desde hace algunas semanas en el norte del país– se debe al calentamiento del mar, supuestamente generado por el fenómeno de El Niño.

El jefe del Instituto de Mar del Perú en Lambayeque, Jaime de la Cruz Galloso, explicó que el acercamiento de los mamíferos marinos se inició hace dos meses, debido a que la temperatura del mar –en la zona de tránsito de las ballenas– presenta 2,5 grados por encima de lo normal. En condiciones tradicionales, es de 18,9 grados.

Normalmente, los cetáceos nadan a unas 10 millas de la costa hacia el norte, pero en la actualidad se los puede ubicar a unas tres millas, cerca de las embarcaciones de pesca artesanal.

Los cetáceos llegan de la Antártida y la región de Magallanes, en el sur de Chile (zonas de alimentación), y se quedan cuatro meses en el área de reproducción: desde la costa norte del Perú hasta Panamá. 

Varadas y atrapadas en redes
Este año, dos ballenas y un cachalote fueron varados en las playas de Puerto Eten y Santa Rosa, en Lambayeque. Uno murió al impactar contra una embarcación y otro quedó enmallado en las redes. El tercero fue varado en estado de descomposición.

Además, en los últimos 15 días, pescadores liberaron a dos ballenas que quedaron atrapadas en redes a la altura de la isla Lobos de Tierra y en San José, también en Lambayeque.

Avistamientos en Máncora
En tanto, ayer se iniciaron en Máncora (Piura) los tours de avistamiento de ballenas jorobadas. Así informaron representantes de la compañía de turismo Pacífico Adventures. 

Belén Alcorta, directora de esta empresa, precisó que el avistamiento de ballenas se ha convertido en una actividad ecoturística muy valorada. Su compañía cuenta con guías que son biólogos de profesión, quienes además realizan estudios de los cetáceos. “Desde hace ocho años estamos haciendo un control de las ballenas que llegan al Perú”, comentó.