Módulos Temas Día

Más en Cajamarca

Siete candidatos postulan al gobierno regional de Cajamarca

Esta región, considerada la más pobre del país, cuenta con más de un millón de electores. Especialistas proponen reactivar inversión privada, en especial en el campo de la minería.

Cajamarca, el reto político permanente | INFORME

El 47,5% de la población de Cajamarca es pobre. El distrito más pobre de toda la región es Chetilla (Foto: archivo)

Ralph Zapata

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Cajamarca es la región con la mayor cantidad de pobres en todo el país. Tiene un porcentaje de pobreza de 47,5% (el promedio nacional es de 21,7%). Los pobres extremos representan el 17% de su población total. Esta región acoge además a 7 de los 20 distritos más pobres del país; entre estos figura Chetilla, donde más del 90% de sus habitantes vive por debajo de la línea de pobreza.

A un mes de las elecciones municipales y regionales, siete candidatos disputan el cargo de gobernador con el reto de terminar con varios años de estadísticas económicas desfavorables.

–Los candidatos–
El Movimiento de Afirmación Social (MAS), fundado por Gregorio Santos en el 2010, aspira a un período más de gobierno después de haber dirigido la región durante ocho años. El movimiento ganó las elecciones del 2014, pero Gregorio Santos, quien en ese entonces cumplía prisión preventiva en un proceso por presuntos delitos de asociación ilícita y colusión simple y agravada, nunca pudo asumir el cargo. Su puesto fue asumido por su vicepresidente, Porfirio Medina Vásquez, quien hoy participa en la contienda electoral [ver recuadro].

Otro candidato es Absalón Vásquez Villanueva (Podemos por el Progreso del Perú), quien en las elecciones del 2014 quedó en tercer lugar. Vásquez, que fue ministro de Agricultura en el gobierno de Alberto Fujimori, intentará por tercera vez ocupar el sillón regional.

El partido Acción Popular tiene como candidato regional a Mesías Guevara Amasifuén, quien fue congresista hasta el 2016. Es la primera vez que postula, y su campaña ha estado enfocada en las provincias del interior de la región.

Otro ex congresista que aspira a gobernar la región es Jorge Rimarachín Cabrera. Él fue separado del Partido Nacionalista y ahora representa a Democracia Directa, partido que acogió a Gregorio Santos en el 2016 para postular a la Presidencia de la República.

También hay rostros nuevos en esta contienda. Los otros candidatos son Walter Benavides Gavidia, ex gerente subregional de Chota, quien representa a Alianza para el Progreso; y José Ramiro Díaz Castillo, profesor escolar, quien postula con el Frente Amplio. El movimiento político Cajamarca Siempre Verde postula a Wilman Enrique Mosqueira Ramírez, gerente del Instituto Vial Provincial de San Miguel y ex secretario de Cultura del Apra.

Lilian Cruzado, de la organización política Frente Regional de Cajamarca, fue excluida de la lista de candidatos. El Jurado Electoral Especial de Cajamarca consideró que hubo omisión y falsedad en la declaración jurada de su hoja de vida respecto a sus ingresos de bienes y rentas. Al cierre de esta edición, su apelación no había sido resuelta.

–Desafíos pendientes–
Para el analista político César Soto Sánchez, el tema principal de la campaña electoral debería centrarse en cómo mejorar la economía de los cajamarquinos. “Si no se favorece la inversión privada, no se podrán atraer inversiones a nivel nacional. Cajamarca es un cuello de botella que hay que romper. Su principal potencial son los recursos naturales y su principal actividad es la minería”, opina.

El proyecto minero Michiquillay, con una inversión estimada en US$2.500 millones, ya tiene contrato firmado, y se calcula que comenzaría a operar en el 2022. Es el último megaproyecto minero que ha prosperado en la región. El de Conga, en cambio, está paralizado desde el 2012. Otros como Galeno, La Granja y Shahuindo están pendientes en la región. Según Soto, “si estos proyectos se destraban, van a tener réditos futuros muy grandes”.

En opinión del sociólogo Herico More Muñoz, la pobreza local se debe al escaso compromiso de las autoridades cajamarquinas por generar proyectos de desarrollo que permitan dinamizar la economía. “El 55% de la PEA en la región se dedica a la agricultura; sin embargo, esta actividad no tiene el impulso de los gobiernos regionales y municipales”, señala.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada