Eliot Flores y Bryan Franco fueron detenidos la madrugada del 28 de julio en la avenida Venezuela, cuando colgaban este letrero con frases alusivas al Movadef. (Foto: Unidad de Investigación)
Unidad de investigación

Por Rosa Vallejos

Un día después de que la Sala Penal Nacional condenara a cadena perpetua a diez integrantes de la cúpula de –entre ellos Abimael Guzmán– por el Caso Tarata, El Comercio accedió al video de una conferencia realizada por la policía que demostraría que esta organización terrorista mantiene su estrategia de infiltración en universidades a través del Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales ().

El 17 de julio pasado, en una conferencia organizada por la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dircote) en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, estuvo en el público Eliot Anthony Flores Pillaca, de 23 años y estudiante de Filosofía. En el video se aprecia lo que dijo cuando pidió la palabra: “Se ha tomado una versión y sin ninguna prueba se plantea una verdad como si fuera cierta. ¿Y eso no es imposición de pensamiento único? ¿Acaso no es lo mismo de lo que ustedes acusan al PCP [Partido Comunista del Perú], de lavar el cerebro, de imponer una doctrina?”. A su lado estaba su compañero Bryan Franco Hernández.

Días después, el 28 de julio, ambos fueron detenidos cuando colocaban una banderola en un puente de la avenida Venezuela, con la inscripción: “Abajo la farsa de nuevos juicios. Movadef”. Esta misma frase fue lanzada, en mayo del 2017, por el terrorista Abimael Guzmán Reinoso en una de las audiencias por el Caso Tarata.

-Consignas claras

Para el jefe de la Dircote, general PNP José Baella, la participación de estos estudiantes no solo refleja el trabajo que desarrolla Sendero Luminoso a través del Movadef, sino también la participación que tienen en las campañas que serían dirigidas por el propio Guzmán.

“Todos sus integrantes obedecen a un comité central que emite directivas de cómo formar organismos, hacer un trabajo internacional y consignas, como las de Flores y Franco, para traerse abajo los juicios del Caso Tarata”, explicó Baella.

Antes de su arresto, Flores vivía en la residencia estudiantil de San Marcos. Luego de ser detenido, la policía y un fiscal acudieron a esta sede y encontraron, en un patio, más de 1.200 volantes alusivos al Movadef y 106 periódicos titulados “Amnistía general”, publicación que difunde consignas de esta organización y del ‘pensamiento Gonzalo’.

Días después, el 11 de agosto, en los exteriores de la Sala Penal Nacional, un grupo del Movadef reclamó por su liberación. Ese mismo día, se dictó prisión preventiva por nueve meses para ambos por el delito de afiliación a una organización terrorista.

Hasta el cierre de esta edición y pese a nuestras insistentes llamadas, Raúl Bonett, abogado de los estudiantes, no brindó declaraciones sobre la situación legal de sus defendidos.

Síguenos en Twitter como