El pasado 13 de setiembre, el juez dirimente Wilber Bustamante votó a favor de la demolición del hotel, tras un largo proceso de amparo iniciado en enero del 2016 por la Comisión de Juristas de Cusco. (Foto: Ministerio de Cultura)
El pasado 13 de setiembre, el juez dirimente Wilber Bustamante votó a favor de la demolición del hotel, tras un largo proceso de amparo iniciado en enero del 2016 por la Comisión de Juristas de Cusco. (Foto: Ministerio de Cultura)
Hernán Medrano Marin

La Comisión de Juristas de , a través de su representante T’ika Luizar, advirtió que se vienen registrando reiteradas ampliaciones de plazo para la entrega del informe técnico por parte de la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) de Cusco sobre la demolición del , ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad Imperial.

En diálogo con El Comercio, Luizar indicó que a pesar de que el informe técnico fue entregado el último viernes, el Quinto Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia del Cusco dispuso una nueva ampliación de plazo del 13 al 17 de enero, a fin de que la DDC de Cusco efectué estudios de campo.

“El viernes pasado, Cultura ha presentado un informe y aun no nos han notificado. A pesar de eso, les han dado un plazo, una ampliación del 13 al 17 de enero, para que ingresen al inmueble. Lo cierto es que no es necesario para la demolición un estudio de campo porque cada parte (Cultura, Municipalidad de Cusco, inmobiliaria y Comisión de Juristas) cuenta con todos los expedientes”, detalló.

Por su parte, la DDC de Cusco señaló que no existe demora alguna en el proceso, “pues los plazos y las instancias fueron respetados”, manifestó el director de Cultura de Cusco, Fredy Escobar Zamalloa.

Además, precisó que en la elaboración del informe el equipo técnico consideró los siguientes componentes: evaluación estructural, expediente de demolición, evaluación arqueológica y evaluación arquitectónica.

El hotel Sheraton de Cusco, de la empresa inmobiliaria R & G, no solo estaba siendo levantado en una zona donde de acuerdo con el Plan Maestro del Centro Histórico del Cusco solo se pueden construir inmuebles de hasta dos niveles, sino que según dos resoluciones directorales se cometió daño “grave e irreversible” al Patrimonio Cultural de la Nación, luego de que cinco filas de andenes incas fueran afectadas durante la construcción.

El pasado 13 de setiembre, el juez dirimente Wilber Bustamante votó a favor de la demolición del hotel, tras un largo proceso de amparo iniciado en enero del 2016 por la Comisión de Juristas de Cusco.

Asimismo, el 20 de noviembre del 2019, la Corte Superior de Justicia de Cusco resolvió que el proceso de demolición ingrese a su etapa de ejecución, por lo que otorgó un plazo de 30 días hábiles al Ministerio de Cultura para que, a través de la DDC del Cusco, presente un informe técnico que precise cómo se demolerá el inmueble y evalúe si los muros y andenes arqueológicos dañados pueden ser restaurados o no.

Sin embargo, debido a la huelga registrada en el Poder Judicial de Cusco en los últimos días, se estableció el 10 de enero de este año como plazo máximo de entrega del referido informe.

T’ika Luizar sostuvo que tras esta primera ampliación de plazo presentaron un escrito pidiendo se imponga una multa en contra de la entidad cultural. En tanto, con esta nueva ampliación, precisó que reiterarán el pedido. “Nuestra petición de multa antecede a la ampliación de plazo. El pasado 10 ya estuvo fuera de plazo, y ahora fuerzan una ampliación del 13 al 17 de enero. Se están alargando los plazos innecesariamente”, expresó.

La multa solicitada por la Comisión de Juristas de Cusco es de 70 Unidades de Referencia Procesal (URP), equivalente a S/30.100.

Síguenos en Twitter como













TAGS RELACIONADOS