Miguel Neyra

El uso de pirotécnicos durante las celebraciones por Año Nuevo provocó un incendio que destruyó parte del nacimiento instalado en la Plaza Mayor de la ciudad del , ubicada en el centro histórico de la ciudad. El hecho ocurrió minutos después de las 12 a.m.

Dicho nacimiento se había colocado allí en honor al extinto maestro de la artesanía peruana Antonio Olave Palomino. Lograron salvarse las imágenes del Niño Jesús, San José, la Virgen María, así como los pastores, arcángeles y animales. Todos estos bienes fueron trasladados a la Municipalidad de Cusco.

El siniestro duró alrededor de 10 minutos, dado que miembros de seguridad ciudadana de Cusco y algunos vecinos combatieron inicialmente las llamas con baldes de agua y extintores. 

(Foto: Miguel Neyra)

La casa del que representa el nacimiento del Niño Jesús, era de estructura de madera, totora seca, salvagina, plástico y pasto sintético. Fue instalada el pasado 21 de diciembre por la municipalidad de Cusco y la Empresa Municipal de Festejos de Cusco (Emufec). 

Jean Alava Díaz, miembro de la compañía 39 de Bomberos del Cusco, dijo que tuvieron dificultad para acceder a la plaza mayor por la afluencia masiva de cusqueños y turistas. Mientras tanto, el comandante PNP Ronald Casanova, jefe operativo de la Plaza afirmó que el encendido de pirotécnicos por los concurrentes a la celebración para recibir el 2017 fue la causa del incendio. 

(Foto: Miguel Neyra)

“Se comenzó a aislar a la gente para que no sufran daños durante el amago del incendio y se apoyó la labor de los bomberos”, manifestó el oficial al precisar que los hombres de rojo terminaron con extinguir los focos de fuego en la zona. Posteriormente las autoridades colocaron barandas para evitar que se acerquen a la zona del siniestro.

TAGS RELACIONADOS