(Foto: Dante Piaggio)
(Foto: Dante Piaggio)
Redacción EC

Autoridades y representantes del sector turismo de Cusco abordarán el plan de uso sostenible de la montaña Vinicunca, o montaña de los siete colores, y buscarán alternativas de solución a los problemas que se registraron el último sábado entre comuneros de las localidades de Pampachiri (Pitumarca) y Chillihuani (Cusipata).

Rosendo Baca Palomino, director de la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur) de Cusco, informó a la Agencia Andina que en la cita de urgencia se recibirán propuestas para una correcta y ordenada administración del flujo turístico que acude a la montaña Vinicunca.

En esta cita, que comenzará a las 10 a.m. de hoy, participarán funcionarios de la Dirección de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur), municipalidades provinciales de Quispicanchi y Canchis, distritales Cusipata y Pitumarca, y sectores vinculados al turismo; así como representantes del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).

Por otro lado, el titular de la entidad informó que las visitas al Vinicunca se normalizaron desde ayer y la Policía Nacional se desplazó al lugar para brindar las garantías de salvaguarda de la integridad de los turistas.

El sábado 15, pobladores de las comunidades de Pampachiri y Chillihuani se enfrentaron por la disputa del control del ingreso al Vinicunca. El violento enfrentamiento dejó 15 personas heridas.

Baca Palomino consideró la posible propuesta de un solo ingreso al Vincunca, que por una de las vías se acceda y por la otra se retire, de manera que ambas comunidades se beneficien del turismo. El flujo se mediría con un solo boleto.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS