Módulos Temas Día

Más en Perú

Después de El Niño: diagnóstico de los gobernadores regionales

Autoridades de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad coinciden en plantear obras de prevención

Los gobernadores regionales de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad coinciden en que es crucial plantear desde ya obras de prevención en las ciudades más vulnerables ante las lluvias y huaicos. Casi todas las autoridades admiten que se pudo atender más rápido a damnificados  aunque alegan que hizo falta más presupuesto y apoyo del Gobierno Central.

Gobernador regional de Tumbes, Ricardo Flores

Tumbes soportó varios días con intensas lluvias y tormentas eléctricas. (Foto: Miguel Neyra / El Comercio)

1.Terminadas las lluvias, ¿En qué estado queda su región? ¿Dónde urge más ayuda?

Lo más perjudicado aquí es el área agrícola y la actividad comercial, que incluye al turismo. Hay campos inundados y, con el corte de las carreteras, 46 empresas de transporte dejaron de venir. El turismo ha bajado en más del 80% en esta región. Además, en Aguas Verdes, los comerciantes perdieron sus puestos.

2.A modo de autoevaluación, ¿Falló la atención del desastre? ¿Qué pudo hacerse mejor?

El fenómeno de El Niño es impredecible. Nadie pensó que podría llegar a esa magnitud. Sentimos frustración porque siempre se habla de emergencias, pero no nos dan presupuesto para actuar. Además, el problema es que los trabajos de prevención que hizo el Gobierno Central durante la gestión de Ollanta Humala no sirvieron para nada.

3. ¿Qué plantea para la reconstrucción ¿Qué tipo de ayuda requiere del Gobierno?

Nosotros proponemos una reconstrucción pero con soluciones definitivas. Si vamos a poner tierrita para tapar la rotura de una quebrada, estaremos poniendo solo un paliativo. Urge un gran proyecto de irrigación, una represa, para controlar las aguas que vienen desde Ecuador.

4.  ¿Qué metas podrá cumplir hacia el final de su gestión? ¿Le alcanzará el tiempo?

Creo que en este momento se hace necesario al menos una reelección para que no fracase la reconstrucción. Nadie estudia para ser alcalde o gobernador. Por eso nuestra experiencia es valiosa. Nosotros ya sabemos qué hacer. La reconstrucción no va a durar un año, sino varios.

Gobernador regional de Piura, Reynaldo Hilbck

El desborde del río Piura hizo que el agua llegara hasta la plaza de armas. (Foto: Ralph Zapata / El Comercio)

1.Terminadas las lluvias, ¿en qué estado queda su región? ¿Dónde urge más ayuda?

En resumen, Piura tiene dos grandes sectores afectados. En las zonas altas aún hay problemas de aislamiento en 10 distritos porque las quebradas rompieron carreteras. Y en el Bajo Piura están los damnificados por la inundación. Calculamos, en total, más de 11 mil familias damnificadas (unas 56 mil personas) .

2.A modo de autoevaluación, ¿Falló la atención del desastre? ¿Qué pudo hacerse mejor?

Creo que pudimos haber mejorado el entrenamiento del aparato de Defensa Civil. Una reacción mucho más rápida para con los damnificados. Hemos aprendido que las Fuerzas Armadas son la respuesta más veloz en cuanto a organización. Ellos tienen toda la logística de transporte, entrenamiento y orden. Esa es una buena base para el futuro.

3. ¿Qué plantea para la reconstrucción ¿Qué tipo de ayuda requiere del Gobierno?

Creo que si hay algo positivo en este fenómeno es que la naturaleza nos enseñó cuáles son nuestros puntos débiles. No debemos reconstruir, eso es volver a hacer lo mismo. En cambio, tenemos que construir nueva infraestructura que sea menos vulnerable a la naturaleza.

4.  ¿Qué metas podrá cumplir hacia el final de su gestión? ¿Le alcanzará el tiempo?

Lo que vamos a hacer es dejar encaminados los proyectos y prioridades. Tiene que haber una política de Estado, eso va más allá de una reelección. No hay que depender de una persona, hay que superar esa idea de que solo una persona tiene que hacer la reconstrucción.

Gobernador regional de Lambayeque, Humberto Acuña

En Lambayeque, el caudal del río Chancay hizo colapsar un puente. (Foto: Andina)

1.Terminadas las lluvias, ¿en qué estado queda su región? ¿Dónde urge más ayuda?

Nuestro balance es que hay que recuperar primero las carreteras y la conectividad con la zona altoandina. En salud, hay tres centros que han colapsado y 70 afectados. En vivienda, hay 5 mil viviendas colapsadas. Y nos preocupa seriamente la reconstrucción de Chiclayo, sobre todo en  cuanto a saneamiento.

2.A modo de autoevaluación, ¿Falló la atención del desastre? ¿Qué pudo hacerse mejor?

Nosotros hemos cumplido las normas a cabalidad. El COER fue la plataforma que planificó cómo se debía actuar. Pero sí nos dimos cuenta de que hacía falta capacidad logística y contingencia. Gracias a la intervención del Ejército y de la policía pudimos hacer un trabajo organizado. También fue buena la coordinación con los alcaldes .

3. ¿Qué plantea para la reconstrucción ¿Qué tipo de ayuda requiere del Gobierno?

Lo que le he dicho al presidente de la República es que esta reconstrucción es una oportunidad para construir ciudades nuevas con todos los servicios. Hay que pensar en un plan hidráulico para construir presas en los ríos. Ya sabemos qué cuencas en nuestra región dan problemas.

4.  ¿Qué metas podrá cumplir hacia el final de su gestión? ¿Le alcanzará el tiempo?

Hay que pensar en cuánto va a crecer la población en 30 años. Mi compromiso es rehabilitar los servicios viales, de salud y agricultura. He tomado la decisión de no volver a postular al gobierno [este es su segundo periodo] pero sí creo que las autoridades deben tener una reelección.

Gobernador regional de La Libertad, Luis Valdez

En La Libertad, Trujillo fue unas de las ciudades más afectadas. El agua inundó el cementerio de Mampuesto. (Foto: Johnny Aurazo / El Comercio)

1.Terminadas las lluvias, ¿en qué estado queda su región? ¿Dónde urge más ayuda?

En general, el golpe de la naturaleza ha sido en ocho provincias de mi región: cinco de la costa y tres de la sierra. Tenemos cerca de 25 mil damnificados y 60 mil afectados. Se activaron 42 quebradas que afectaron no solo a poblaciones asentadas en zonas vulnerables, sino en espacios urbanos consolidados.

2.A modo de autoevaluación, ¿Falló la atención del desastre? ¿Qué pudo hacerse mejor?

Es evidente que la prevención pudo haberse manejado de otra forma, pero asumiendo todos los niveles de gobierno una responsabilidad. Los recursos que manejamos y que provienen del Gobierno Nacional son insuficientes para atender un evento impredecible. Los daños en La Libertad se comparan a los de un huracán o un terremoto.

3. ¿Qué plantea para la reconstrucción ¿Qué tipo de ayuda requiere del Gobierno?

Todos los esfuerzos del Gobierno Central en La Libertad deben estar orientados a la contención de desastres. Es decir, canalización de quebradas y protección de zonas urbanas. Para ello, se debe convocar a colegios profesionales. Hay que actualizar los mapas de desastre.

4.  ¿Qué metas podrá cumplir hacia el final de su gestión? ¿Le alcanzará el tiempo?

Mi compromiso hasta el 31 de diciembre del 2018 es dejar todas las obras preventivas aseguradas. Fundamentalmente en esas quebradas que hicieron tanto daño en Trujillo. Si logramos hacer eso, luego podemos asegurar la infraestructura vial, la salud y el desarrollo.

Lee también:

Declararán emergencia sanitaria en cinco cuencas de #Loretohttps://t.co/8B20jGAQKz pic.twitter.com/F76AOJodyf— Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe) 7 de abril de 2017

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada