Redacción EC

Más de 9 mil mujeres integran nuestras Fuerzas Armadas y desempeñan diversos cargos a nivel nacional de acuerdo a su rango. Ellas cumplen funciones como oficiales, técnicos, suboficiales, oficiales de mar y personal del servicio militar voluntario, tanto en el Ejército, Marina de Guerra y Fuerza Aérea del Perú, recordó el Ministerio de Defensa (Mindef) en el Día Internacional de la Mujer.

A 22 años de haberse dado la Ley N° 26628, que permitió la inserción de la mujer en la carrera militar, hoy ellas ocupan en las Fuerzas Armadas puestos operativos importantes, así como en misiones en la zona de los valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, un grupo de ellas, valerosas profesionales, compartieron sus experiencias.

-Mujeres de las Fuerzas Armadas-
La teniente del Ejército Vanessa Torres Sullca es, a la fecha, la única mujer Espada de Honor de entre 120 promociones egresadas de la Escuela Militar de Chorrillos. Prestó servicios en Pichari, en el Vraem, y actualmente es instructora de cadetes del Ejército. “Cada mujer es especial, cada mujer es fuerte, es valiente, y puede sobresalir y enfrentar sus propias limitaciones para alcanzar sus sueños”, es su mensaje.

Por su parte, la capitán del Ejército Patty Chillitupa Cancino es una aguerrida integrante de la Primera Brigada de Fuerzas Especiales; y es especialista en caída libre y paracaidismo.

La teniente primero de la Armada Peruana Gabriela Jiménez Chávez se desempeña como coordinadora táctica de vuelos en la Fuerza de Aviación Naval. Su labor consiste en patrullajes y exploraciones marítimas de pesca ilegal, narcotráfico y apoyo a la Policía Marítima.

Con solo 23 años de edad, la cabo primero de la Armada Peruana Alicia Palacios Rojas es una experta en la asistencia de navegación y maniobras a bordo. Parte de su rutina es verificar el buen estado de los palos y perchas que sostienen las velas del buque escuela a vela BAP Unión.

En su último año como alférez, la actual mayor de la Fuerza Aérea Julissa Laguna Arana se graduó como la primera piloto militar mujer de los helicópteros de la FAP. Pocos años después, en el 2015, se convirtió también en la primera piloto instructora de aeronaves de ala rotatoria del Perú.

La teniente de la Fuerza Aérea Romina Feijoo Arana, piloto de helicópteros Bell 212, ha realizado operaciones áreas de búsqueda y rescate de damnificados durante el fenómeno de El Niño Costero en el norte del país.

Actualmente, realiza operaciones en apoyo a la pacificación y desarrollo en el Vraem. “Sé que siempre hay un riesgo al estar piloteando un helicóptero, pero es gratificante ver que puedes buscar y rescatar a una persona que se encuentra en un momento difícil”, señala la oficial.

MÁS DE PERÚ