Redacción EC

vuelve a meterse bajo la piel de Django, en la segunda parte de la recordada película peruana.

Esta vez el mítico asaltante de bancos busca redención. "El Comercio" estuvo en Jesús María, una de las locaciones donde se realiza el rodaje de la cinta. En una bodega, Ciccia protagoniza escenas de persecución con intensidad.

Tras pasar un tiempo en prisión, Django se alejó completamente de su familia. Solo su hijo mayor lo visita, hasta que se pelean y queda solo.

La fe es el refugio que elige hasta que sale de prisión, dispuesto a mantener una vida derecha y recuperar a su familia.

En esta fotogalería presentamos algunas imágenes del rodaje del filme, detrás de cámaras y demás.

TAGS RELACIONADOS