Elecciones 2016: Los votos que vinieron del sur
Elecciones 2016: Los votos que vinieron del sur
Fernando Alayo Orbegozo

Periodista de la sección Nacional

fernando.alayo@comercio.com.pe

Quien aspire a convertirse en presidente del Perú, tiene que conquistar primero el voto del sur del país, sostienen los analistas. En las recientes elecciones presidenciales, más de 3,4 millones de peruanos que viven en estas regiones (Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Huancavelica, Moquegua, Puno y Tacna) acudieron a las urnas. En conjunto, representan el 19% del total de la población electoral.

Si bien Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski accedieron a la segunda vuelta, en el sur la ganadora indiscutible fue Verónika Mendoza (a excepción de Arequipa). Por ello, quien conquiste esos votos de la candidata del Frente Amplio se acercará a Palacio de Gobierno. 

En la primera encuesta de intención de voto después de la segunda vuelta de Ipsos Perú, publicada por América Televisión, Kuczynski (44%) le gana a Fujimori (40%). Este margen se amplía considerablemente en el sur. Él obtiene el 47%, mientras que ella el 28%. Sin embargo, aún nada está dicho, según los expertos. 

El sur en su mayoría votó por Verónika Mendoza; sin embargo, uno de los aspectos a revisar es que hay un claro contraste del voto entre los distritos más pobres y los más desarrollados de la región. 

Más desarrollo

Después de San Isidro, en la capital, Pacocha es el distrito con el menor índice de pobreza en todo el Perú. Está ubicado en la provincia de Ilo (Moquegua) y se ha convertido en un bastión electoral de PPK. Es, además, una localidad netamente urbana. 

En la elección presidencial del 2011, el hoy candidato de Peruanos por el Kambio ganó allí con un rotundo 47,25% de los votos, frente al 19,75% que consiguió Ollanta Humala. Este año, Pacocha le volvió a sonreír: consiguió un 41,80%.

En los distritos que registraron la menor pobreza en Arequipa (José Luis Bustamante y Rivero, Yanahuara, Arequipa y Cayma) y Cusco (Wanchaq), Kuczynski también quedó en primer lugar. Existe, pues, una relación entre estas localidades, cuya población tiene mayores recursos económicos y vive en un entorno urbano, y el amplio voto por PPK. 

La elección por este candidato en las zonas urbanas del sur tiene una explicación: sus habitantes consideran que el progreso económico continuará al 2021 con un gobierno suyo, señaló el sociólogo Gonzalo Portocarrero.

“Para los sectores más favorecidos con la expansión económica en estas regiones, él representa la continuidad del modelo que los aleja del mundo rural. Fue un voto de confianza, pero todavía minoritario”, dijo.

Mayor pobreza

El distrito más pobre del sur peruano es Pucacolpa, creado en abril del 2015 y ubicado en la provincia de Huanta (Ayacucho). En esta localidad, el 62,7% de sus 978 votos emitidos fueron para Verónika Mendoza, quien superó casi por el doble a Keiko Fujimori (32,3%).

Esta tendencia se repite en las otras jurisdicciones sureñas que lideran los ránking de pobreza en sus respectivas regiones, como Quechualla (Arequipa), Huayana (Apurímac), Marcapata (Cusco), Corani (Puno) y Susapaya (Tacna).

Estos distritos comparten otra particularidad: son rurales y están muy alejados de las zonas urbanas, por lo que tienen una baja densidad poblacional. En ellos, Mendoza ganó de manera contundente; Fujimori quedó casi siempre segunda y Kuczynski terminó muy relegado.

Sin embargo, la candidata por Fuerza Popular ha duplicado su voto –respecto al 2011– en algunos de los distritos sureños menos favorecidos. En la localidad moqueguana de San Cristóbal, obtuvo un 15,56% (hace cinco años logró un 7,77%).

El voto rural no suele tener un sesgo ideológico. La gente elige al candidato que siente más cercano y no al de derecha o de izquierda, explicó el analista político Luis Benavente. “Verónika Mendoza logró que se identifiquen con ella. Para la segunda vuelta, Keiko tendrá menos trabajo que PPK para ganarse a estos sectores del sur”, dijo.

TAGS RELACIONADOS