Hasta el momento, el Ejecutivo ha declarado en emergencia por 60 días al distrito de Uchiza (San Martín) y a la localidad de Sillapata (Huánuco). (Foto: Difusión)
Hasta el momento, el Ejecutivo ha declarado en emergencia por 60 días al distrito de Uchiza (San Martín) y a la localidad de Sillapata (Huánuco). (Foto: Difusión)
Redacción EC

Las torrenciales, desbordes de ríos, huaicos e inundaciones que arrecian desde la semana pasada en el país, han afectado al menos nueve regiones. Una de las situaciones más graves hasta el momento se registró ayer en la provincia de Pataz (La Libertad). Allí, el derrumbe de un cerro causó la destrucción del puente Chacas, que une a Pataz con la provincia de Sánchez Carrión. Todo ello se originó con el incremento del caudal del río Cajas.

Otra fuerte emergencia tuvo lugar hoy en la región San Martín. Parte de la carretera que une los distritos de Shunte (San Martín) y Pataz (La Libertad) colapsó en dos tramos luego de varias horas de lluvia. Además, el incremento del caudal del río Tocache causó el deslizamiento de otro sector de la vía y que dos puentes queden inahibilitados. Con ello, varias comunidades de Shunte han quedado aisladas.

Una situación similar se ha producido en Ayacucho, Pasco y Huánuco, donde las lluvias incesantes han dado paso a desbordes de ríos; y ello, a inundaciones y huaicos. En Ayacucho, el rebose del río Ene dejó intransitable la vía que va hacia el Vraem; en Huánuco pasó lo mismo con el río Huallaga y la carretera Federico Basadre quedó bloqueada; y en Pasco, los desbordes de los ríos Chorobamba y Huancabamba han cubierto la vía que une Oxapampa y el distrito de Huancabamba.

Se trata de al menos nueve regiones afectadas por las lluvias y desbordes hasta el momento: Huánuco, San Martín, La Libertad, Ayacucho, Tacna, La Libertad, Áncash, Pasco, Huancavelica. La alerta está sobre la crecida de los ríos Huallaga, Bolognesi y Chontayacu, en Huánuco; del río Pozuzo además del Chorobamba y Huancabamba, en Pasco. En tanto, el Senamhi registró alerta roja en cuanto al incremento del caudal del río Huallaga, en San Martín, debido a la fuerte intensidad de lluvias. También, reportó que el río Pachitea superó a su umbral rojo de inundación.

Tres puentes que unen a distintas localidades de La Libertad colapsaron  a causa de las intensas lluvias. (Foto: cortesía)
Tres puentes que unen a distintas localidades de La Libertad colapsaron a causa de las intensas lluvias. (Foto: cortesía)

-En emergencia-

Hasta el momento, el Ejecutivo ha declarado en emergencia, por 60 días, al distrito de Uchiza (San Martín) luego de que el río Chontayacu inundara 36 viviendas y áreas de cultivo en las localidades de San Diego Bombonaje, Chontayaquillo y San Carlos. También, a la localidades de Sillapata, distrito de Sillapata (Huánuco), donde a fines de mayo último ocurrió un desplazamiento de masa a consecuencia de un sismo.

En tanto, se prorrogó el estado de emergencia en la localidad de Naranjos Alto, distrito Cajaruro, provincia de Utcubamba (Amazonas), a partir del 24 de diciembre, y en distrito de Tacna (Tacna), desde el 31 de diciembre.

El gerente general del Gobierno Regional de San Martín, Quinto del Águila Chávez, informó a El Comercio que, funcionalmente, la declaratoria implica que todos los sectores afectados deben intervenir en el proceso de restauración de los servicios colapsados. Es decir, Educación, Salud, Transporte, Vivienda, trabajarían de forma articulada.

El funcionario explicó que, presupuestalmente, el Gobierno no provee de recursos adicional a los gobiernos regionales pues solo libera partidas presupuestarias destinadas a otras actividades para ser utilizadas en las emergencias.

“Estamos juntando los saldos escasos que tenemos, estamos al final del período presupuestal y gestionando presupuesto para poder poner en niveles operativos todo lo afectado”, declaró a este Diario.

-Riesgo alto y muy alto-

De otro lado, el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred) precisó que hay 439 distritos en riesgo muy alto de movimiento de masa (huaicos y deslizamientos), los cuales están ubicados en Huancavelica (65), Ayacucho (62), Cajamarca (53), Áncash (44), Huánuco (43), La Libertad (43), Apurímac (42), Cusco (28), Junín (28), Pasco (13), Lima (11) y Puno (7). Además, el Cenepred remarcó que 288 jurisdicciones de estas regiones están en situación de riesgo alto.

La especialista en sistemas de información geográfica del Cenepred, ingeniera Karina Obregón, detalló a este Diario que se trata de un primer diagnóstico emitido en agosto pasado con perspectiva a la temporada de lluvias que ya ha empezado. La estimación ha sido elaborada con base en información climática que incluye datos históricos de hace más de 30 años.

“Eso nos permite generar un patrón del comportamiento de lluvias y determinar los ámbitos donde se han presentado con mayor frecuencia anomalías y superávit de lluvias que desencadenaron emergencias a nivel nacional”, refirió la especialista.

Para el diagnóstico, indicó, son evaluadas las condiciones que hacen que ciertos ámbitos estén más predispuestos a presentar inundaciones, deslizamientos o huaicos (características de la tierra, geomorfologías inclinadas o con configuración para un desprendimiento de masa, por ejemplo) y el nivel de precipitaciones que proporciona el Senamhi.

Acotó que dentro de los espacios fijados como áreas de riesgo ya se puede cuantificar qué población y cuántas viviendas y establecimientos estarían expuestos ante una emergencia y lo que podría afectarse con mayor probabilidad. Sin embargo, la especialista precisó que se trata de un pronóstico inicial que se va a ir actualizando en la medida que el Senamhi emita sus alertas. Es por ello que en aquel primer pronóstico de regiones con mayor cantidad de jurisdicciones en riesgo no figuraría la región San Martín, donde se han producido las emergencias más fuertes esta semana.

La ingeniera subrayó que de acuerdo con la previsión anticipada que emite el Cenepred, los gobiernos locales o las direcciones regionales a nivel nacional han podido ir organizando las acciones que tendrían que desarrollar en los ámbitos señalados como zonas de riesgo.

Síguenos en Twitter como