Escuadrón de la muerte: así habría actuado en seis operaciones
Escuadrón de la muerte: así habría actuado en seis operaciones

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, presentó ayer el informe final del grupo de trabajo de alto nivel, creado por el Mininter, sobre el llamado 'Escuadrón de la Muerte'. Inició su exposición reiterando que el hallazgo más importante es que existen "serios indicios" de la existencia de la agrupación irregular, formada por oficiales y suboficiales de la Policía Nacional del Perú.

El grupo habría estado conformado por un general, un comandante y 7 suboficiales. "El objetivo habría ser obtener ventajas personales, condecoraciones, ascenso y uso de dinero de inteligencia", dijo Basombrío y agregó que la modalidad habría sido la de falsear información de inteligencia "simulando enfrentamientos y abatiendo a personas en al menos 6 casos".

Estos seis casos que se encuentran en investigación fueron descritos con detalles en base a documentación oficial de la PNP, según manifestó el ministro, que empezó brindado información sobre el caso Chincha, el más emblemático de los que se conoce, y que también detalló la evolución del grupo desde la que sería su primera operación irregular. 

Primeros indicios

El grupo habría empezado sus operaciones en Trujillo. El SO PNP Carlos Eduardo Llanto Poncese cobró 5 mil dólares al empresario Néstor Quispez Asín para evitar el presunto secuestro de él y de su hijo. El hecho ocurrió entre diciembre de 2009 y enero de 2010 y Llanto habría estado respaldado por el Coronel PNP Vicente Álvarez Moreno.

Llanto Poncese dijo que requería de ese monto para pagar el video del supuesto reglaje, a informantes y desbaratar el secuestro, pero fue señalado como presunto autor de delito contra el Patrimonio (extorsión) en agravio del empresario.

Aunque los presuntos integrantes del 'Escuadrón de la Muerte' pasaron por diferentes unidades durante este periodo de tiempo (Ofinte Trujillo, Digimin, Dircote) en julio del 2013 se conformó el “Grupo Especial de Inteligencia Contra el Crimen Organizado” (GEICCO) en la División de Terrorismo Internacional de la Dircote.

El GEICCO tenía como misión producir inteligencia relacionada al crimen organizado desplazándose por todo el país. Entra las ventajas personales que habrían obtenido sus miembros se pueden contar condecoraciones y ascensos irregulares. 

Los casos y las incongruencias

Caso Chincha - 20/09/2014

La operación tuvo lugar en la localidad de Grocio Prado, en Chincha, y fueron abatidas cuatro personas. El objetivo era evitar el secuestro de un supuesto empresario local. Participó personal de la OFINTE Ica, Personal de la SUAT y el grupo de efectivos de la DIRIN al mando del Coronel, Livia Gonzales y el entonces Mayor Prado Ravines. 

Según se descubrió, el rescatado no era un empresario, sino solo un trabajador local que percibía S/2.300 mensuales. Además, los exámenes de absorción atómica revelaron que las personas abatidas no hicieron uso de armas de fuego y ninguna de estas personas registraba antecedentes policiales, judiciales, requisitorias ni denuncias. 

Por otro lado, el ciudadano secuestrado declaró que durante la intervención fue maniatado de la misma manera que las personas que lo interceptaron, que no habían realizado disparos. Dijo que minutos después de alejarse de la escena sí oyó disparos.

Caso Santa Anita - 11.06.12 

En este caso fueron abatidas 3 personas y se detuvo a 3 más en una intervención en la Carretera Central. El caso se registró como una operación regular dirigida a frustrar un asalto o secuestro.

Conforme a lo registros oficiales, en esta intervención se habría producido un enfrentamiento entre personal de la DIGIMIN, el SUAT y ROBOS-DIRINCRI con los supuestos delincuentes. 

No obstante, los registros originales que describen esta intervención no contienen datos que permitan confirmar la identidad o ubicación de la supuesta víctima del asalto o secuestro que se pretendía evitar. 

Caso La Floresta - El 06.09.12 

Dos personas fueron abatidas en una aparente operación regular, registrada para impedir un asalto en curso en el fundo “La Floresta”, ubicado en el centro poblado San Agustín del distrito de Chincha Baja.

Se registró que en la operación intervino un equipo integrado por un número no identificado de agentes de la DIGIMIN, de la Comisaría de Pisco, la Policía de Carreteras de Chincha y 17 agentes de la SUAT. Los abatidos no tenían restos de haber hecho disparos y carecían de antecedentes policiales, judiciales, penales y requisitorias.

Según pericias balísticas, uno de los abatidos recibió un disparo de corta distancia, pues la herida presentaba quemaduras en los bordes.

Caso Puente Piedra - 18.11.12 

El Teniente PNP Franco Israel Moreno Goyeneche, el SO2 PNP Víctor Monggo Valdera, el SOT3 PNP Roger Alonso Manrique Torres y el ciudadano Miguel Angel Jibaja Suárez fueron abatidos en un descampado en el sector de Zapallal Alto, en el distrito Puente Piedra.

Según testimonio del oficial que suscribió el informe de los hechos, el objetivo de la operación policial era evitar el secuestro del empresario Raúl Badillo Marcelo, pero el mencionado empresario no se encontraba en la ciudad de Lima el día de los hechos. 

La operación fue reportada como un encuentro circunstancial producto de un patrullaje de reconocimiento. Sin embargo, la SUAT y otra unidad operativa fueron convocadas para la operación a las 5 a.m y en el momento de los hechos, los policías abatidos portaban sus documentos de identidad, armas de reglamento y se trasladaban en vehículos de su propiedad. 

Caso Chiclayo 04.12.13

Seis personas fueron abatidas en un incidente que fue originalmente registrado como un enfrentamiento entre delincuentes comunes y efectivos de la Policía en Chiclayo. Conforme a los registros oficiales originales, mediante esta operación se frustró el secuestro del empresario Manuel Coronel Cieza. 

La operación fue reportada como una intervención fortuita a raíz de un patrullaje preventivo y existen testimonios y documentos que indican que se trató de una operación planificada con conocimiento del presunto agraviado.