Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Ganadora de medalla de oro en matemática: “Me gustaría aplicar todo lo que sé en la medicina”

Carla Fermín Jiménez, escolar de 14 años que obtuvo el máximo galardón en la Olimpiada Europea Femenina de Matemática en Ucrania, contó a El Comercio que uno de sus sueños es estudiar ingeniería biomédica, si es posible, en el extranjero

Con tan solo 14 años, Carla ya sabe lo que es ingresar a la universidad. Lo hizo en dos oportunidades, cuando cursaba el sexto de primaria. En aquella ocasión postuló a la Universidad Nacional del Callao y a la Universidad San Marcos. “A las dos ingresé, pero creo que no se puede guardar vacante”, cuenta la adolescente a El Comercio.

► Escolar peruana ganó medalla de oro en Olimpiada de Matemáticas

Carla obtuvo recientemente una medalla de oro en la Olimpiada Europea Femenina de Matemática que se realizó en Kiev (Ucrania), donde participaron las mejores exponentes de 50 países. Junto a ella viajaron tres compañeras, quienes alcanzaron dos medallas de plata y una mención honrosa.

“No podía hablar mucho con las otras concursantes porque la mayoría de ellas hablaba inglés, pero con las latinas sí, fue una bonita experiencia”, dice Carla, quien también recuerda que cuando se enteró que había alcanzado el puntaje necesario para obtener una medalla de oro, no lo podía creer. “El año pasado había participado y obtuve una mención honrosa. Me sentí muy feliz y sorprendida por el resultado, no me lo esperaba. Mis padres también no lo podían creer. Ellos me llamaron, creo que estaban mucho más emocionados que yo”, señala.

A pesar de ya conocer lo que es ingresar a dos de las mejores universidades nacionales del país, Carla, quien estudia actualmente en el colegio Saco Oliveros, tiene en mente estudiar en el extranjero. “Me encantaría estudiar ingeniería biomédica, creo que es la aplicación de los principios y técnicas de la ingeniería en la medicina. Me gusta ayudar a las personas y me gustaría aplicar todo lo que sé de matemáticas en la medicina”, confiesa a este Diario.

Agrega que en caso no pueda cumplir su sueño de estudiar en el extranjero, postularía a la Pontificia Universidad Católica del Perú. "Mi sueño siempre fue estudiar en el extranjero, pero si no se da la oportunidad creo que me gustaría estudiar en la Católica", detalla.

Asimismo, a Carla no le desagrada la idea de estudiar otra carrera que no sea ingeniería biomédica, pero eso sí, esta tiene que ser ingeniería civil o arquitectura, según precisa. 

Otro de sus sueños es estudiar en el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, y "ser una de las mejores científicas, conocida en todo el mundo".

-Una lucha constante-

Carla ha participado en varios certámenes de matemáticas desde que ingresó al colegio. Narra que en su primera competencia a nivel nacional obtuvo el segundo lugar, pese a que algunos compañeros suyos le decían que "por ser mujer no iba a clasificar", ni siquiera a la etapa final.

Ella sabe que el camino para cumplir sus sueños es largo y lleno de obstáculos, por eso señala que ser perseverante es la clave. "Para llegar a mi colegio me levanto muy tempano, ya que yo vivo en Ate y tengo que ir hasta Lince, es una hora de viaje más o menos. Me levanto a las 6 de la mañana y salgo a las 6 y 40 porque si no llego tarde. Mi padre es quien me lleva, y a veces voy con mi madre en taxi", cuenta.

Carla lleva dos cursos hasta la hora de almuerzo, a las 2 p.m., y luego tiene clases hasta las 7 p.m. Casi 12 horas de estudio. "Este horario es para los alumnos que están en concursos o aulas especiales. Mis demás compañeros se quedan hasta las 2 nada más", indica la escolar.

Ella es consiente que después de tanto estudio es necesario distraerse un poco, por lo que pasa algunas horas leyendo libros, jugando con el celular o paseando con sus padres y amigos. "Estoy empezando a leer libros. Me gustan los cuentos mitológicos y de ficción, he leído toda la saga de Harry Potter. No veo mucha televisión, prefiero escuchar  música y me gustan los animes y mangas", confiesa.

Carla, con tan solo 14 años, es un ejemplo de perseverancia y dedicación, pues sabe que el estudio le traerá nuevas satisfacciones, no solo para ella, sino también para su familia, a quien agradece por todo el apoyo que le han brindado hasta ahora.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada