Módulos Temas Día

Gareth Huw Rees, el neozelandés nacionalizado peruano

De Otago a Lima, esta es la crónica de un ciudadano de Nueva Zelanda que vivirá en nuestra capital el repechaje al Mundial

Aunque su genealogía describe una inaudita mistura entre escoceses y maoríes, Gareth Huw Rees dice sin dudar en un castellano algo masticado: “Soy un peruano promedio”.

Hace 53 años nació en la región de Otago, ubicada al extremo sur de Nueva Zelanda. Pasó su juventud en la ciudad más grande de esa jurisdicción, Dunedin, que incluso para los neozelandeses resulta lejana. Estudió Administración en Salud en la universidad local, y gracias a su trabajo conoció países oceánicos como Vanuatu, que pocos podrían localizar en un mapamundi.

En el 2007, Gareth aprovechó sus vacaciones para visitar otra nación remota: el Perú. Emprendió un tour por el Cañón del Colca, en Arequipa, donde conoció a Ivonne. Luego de mantener el contacto electrónico y de visitarse mutuamente, iniciaron una relación. En el 2011, él volvió a Lima, pero esta vez para quedarse a vivir. Consiguió trabajo como profesor en una universidad y, un año después, contrajo matrimonio con su pareja peruana.

“Tras ello, inicié el proceso para nacionalizarme. El trámite solo demoró tres meses. Así fue que en el 2015 se emitió mi DNI azul. Yo ya me acostumbré a residir aquí porque, aunque no lo crean, el Perú y Nueva Zelanda tienen muchas cosas en común”, explica Gareth.

Nueva Zelanda

“Creo que alentaré al Perú. Supongo que es lo que haría un buen peruano”, dice Gareth. (Video: El Comercio)

—Lazos vigentes—
El Gobierno Peruano fortaleció las relaciones con Nueva Zelanda en 1988, cuando la cancillería definió una jurisdicción consular en el país oceánico y abrió una embajada.

Sin embargo, en el 2010, el segundo gobierno de Alan García dispuso el cierre temporal de esta sede diplomática. El Ejecutivo señaló que la decisión respondía al “compromiso del Ministerio de Relaciones Exteriores en la aplicación de medidas de austeridad”. Para evitar la desprotección de nuestros compatriotas, se elevó la categoría del consulado del Perú en Auckland (la ciudad más importante del país) a consulado general, con lo cual esta oficina tendría competencia en todo el territorio.

El director de Comunidades Peruanas en el Exterior de la cancillería, César Bustamante, señaló que en Nueva Zelanda viven unos dos mil peruanos, sobre todo en Auckland y en la capital Wellington. Hace no mucho, en noviembre del 2016, el presidente Pedro Pablo Kuczynski dijo que tenía interés en que el Perú “pueda abrir” nuevamente una embajada en Nueva Zelanda.

—Alpaca y leche en polvo—
Gareth usa en Lima las mismas medias de alpaca que compraba su madre en Dunedin. Le recuerdan a ella, dice, antes de aclarar que ambos se comunican hasta tres veces por semana vía Skype. “Si hay algo que conocemos los neozelandeses sobre el Perú, es la lana de alpaca”, agrega.

Según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), el pelo fino de alpaca está entre los principales productos que nuestro país envía a Nueva Zelanda, junto al aceite de pescado, café sin tostar y azúcar. Entre enero y junio de este año, las exportaciones sumaron US$28 millones.

Por otro lado, el Perú les compra leche en polvo: el 75% de las importaciones provenientes de Nueva Zelanda son este tipo de lácteos, los cuales son adquiridos –mayoritariamente– por empresas como Gloria y Nestlé. En el primer semestre de este año, los productos importados desde este país alcanzaron los US$95 millones, monto que se ha reducido en un 14% respecto al mismo período del 2016.

Según el Mincetur, esto obedecería a una “aparente pérdida de competitividad de los productos neozelandeses en el mercado peruano”. Fuentes indicaron que la controversia por el producto Pura Vida y otras marcas de leche podría haber afectado este intercambio comercial.

—El dilema del Mundial—
Lo que más le gusta del Perú, dice Gareth, es la gastronomía. Lo que menos aprecia es el tráfico de Lima. Pero hoy vive un dilema diferente. Está al tanto de que la selección peruana de fútbol se jugará la clasificación al Mundial frente a Nueva Zelanda. Aunque le resulta difícil decir a qué país apoyará durante el repechaje, al final cede: “Creo que alentaré al Perú. Supongo que es lo que haría un buen peruano”.

—En el Perú residen 41 neozelandeses, según Migraciones—
Actualmente, en nuestro país solo residen 41 ciudadanos de Nueva Zelanda. De ellos, 15 cuentan con permiso de trabajo, 8 son inmigrantes (por motivos diversos), 6 forman parte de una misión religiosa y 12 son familiares de residentes, según la base de datos de la Superintendencia Nacional de Migraciones.

Según esta institución estatal, en promedio seis mil ciudadanos neozelandeses llegan y salen del Perú anualmente en calidad de turistas. Hasta la fecha, el único que se ha nacionalizado peruano por matrimonio es Gareth Huw Rees.

Nueva Zelanda solo cuenta con embajadas en cuatro naciones de Latinoamérica: México, Brasil, Argentina y Chile. Esta última sede diplomática es la encargada de procesar los trámites requeridos por los peruanos; entre ellos, la solicitud de visa para viajar, que puede resolverse hasta en treinta días.

En el Perú, el Gobierno Neozelandés solo ha establecido un consulado honorario. No obstante, debido a la proximidad del repechaje por la clasificación al Mundial de Fútbol de Rusia, la Oficina de Relaciones Exteriores y Comercio del país oceánico habilitó la opción para que los peruanos puedan tramitar sus visas digitalmente.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías