"Guardianes de la Galaxia 2": los superhéroes en el diván
"Guardianes de la Galaxia 2": los superhéroes en el diván
Enrique Planas

Marvel es así: El Hombre Araña debe capturar al Duende Verde antes de que la tía May sirva la cena. Tony Stark debe cuidar que no se le acabe la energía de la armadura mientras se impone recuperarse del alcoholismo. La Mujer Invisible se entristece porque la última amenaza para el planeta ha arruinado sus planes para la boda que ha postergado tantas veces con el Señor Fantástico. En efecto, en las historias de los superhéroes de esta casa editorial, lo grandioso, lo legendario, en fin, la gloria, comparte lugar (y a veces se ve eclipsado) por la comedia de las debilidades humanas: el dolor de muela, los problemas para pagar la cuenta, las crisis de familia.

► 

La terapia familiar es un tipo de tratamiento psicológico destinado a ayudar a los miembros de la familia a mejorar la comunicación y resolver los conflictos. Es generalmente proporcionada por un psicólogo, un trabajador social clínico o un terapeuta con licencia. Como espectador complacido tras ver “Los guardianes de la galaxia 2”, puedo decir que esta tropa de simpáticos mercenarios cumplen los méritos suficientes para obtener su licencia en esta práctica.

Aquí, cinco diagnósticos para estudiantes de psicología de primer semestre:

MADRE, ESTE ES TU HIJO

Ya en la primera entrega de “Guardianes de la Galaxia” quedaba claro que el íntimo lazo afectivo de Peter Quill (a) Star-Lord (Chris Pratt) con su fallecida madre, marca profundamente su comportamiento. ¿O no es acaso la banda sonora de su casete un cordón umbilical con su herencia materna? Un niño que ve morir a su madre buscará luego encontrar el afecto en cientos de sexies chicas extraterrestres, bajo la máscara de canalla. De hecho, recordar la imagen de su madre pidiéndole sostener su mano antes de morir será la clave para infundirle el valor de coger la piedra del Infinito arriesgando la vida con ello.

HIJO, HE VENIDO POR TI

En lo que podría confundirse con un argumento tomado de la sesentera “Viaje a las estrellas” (sí, la serie de William Shatner como capitán Kirk), Peter Quill descubre que su padre, Ego (Kurt Russell), es un Celestial, una entidad de energía con el poder de crear mundos a su imagen y semejanza. Dicho de otro modo, ¡Su padre es Dios! De esta forma, si el protagonista ya tenía suficientes traumas con ser un hijo de padre ausente, imaginemos la conmoción que representa para él descubrir tal inesperada herencia paterna. Y, sin embargo (como suele pasar en la vida real) no todo es lo que parece. Quizás lo mejor de la película sea esta propuesta: conocer al padre que estabas buscando quizás no valga tanto la pena. Si Marco lo hubiera sabido, no hubiera viajado hasta los Andes argentinos buscando a su mamá.

PELEA DE HERMANAS

Tema aparte es la relación entre Gamora (Zoe Saldaña) y Nébula (Karen Guillan). La primera, huérfana extraterrestre entrenada por Thanos como su asesina personal, la segunda, la hijastra de este conquistador de mundos y su leal lugarteniente. Una verde, la otra azul. Criadas como hermanas, entrenadas para pelear, forzadas a competir hasta despertar cierto placer sádico en ello. Un juego en que una gozaba con vencer a la otra, mientras la otra esperaba el momento de su venganza. Sin duda, una crianza típica de familia disfuncional. Si en la primera entrega del filme veremos el desarrollo del conflicto entre ambas (resuelto a las trompadas) en este segundo filme estarán obligadas a enfrentar esos problemas de infancia no resueltos. Una demostración que hasta la villana más cruel tiene su corazoncito.

SI SOY DURO, ES PORQUE TE QUIERO

Rocket Raccoon (en la voz de Bradley Cooper) es un mapache entrañable. Solo dios sábe cuánto ha debido sufrir este bicho genéticamente modificado para convertirse en el más astuto cazador, mercenario y experto en tácticas de batalla. Es una bestia sola y destrozada, y por lo mismo, asume el rol de duro. Pero son los ojos grandes de este animal los que más se humedecen en “Guardianes de la Galaxia 2”. En efecto, el filme no solo profundiza en la competencia y los conflictos latentes entre Rocket y Quill, sino que este bicho, especie única en todo el universo, descubrirá el origen de su odio cuando encuentre a alguien tan solo y destrozado como él.

EL VERDADERO PADRE

Sabemos que Peter Quill, el líder de los Guardianes, fue secuestrado de la tierra (de la campesina Misuri para ser más exactos) cuando era un niño a mediados de los 80. Debía haber sido entregado a su padre, pero en vez de eso, fue criado por un grupo de ladrones y bandidos llamados los Ravagers, liderados por Yondu (Michael Rooker). Si en la primera cinta Yondu no ofrecía más aristas que la de un pirata egoísta, esta vez protagoniza las secuencias más enternecedoras del conjunto, cuando revela por qué decidió no entregar al niño a su verdadero padre. Quizás, allí Yondu se robe todo el filme. Porque nos regala una pregunta que nos acompaña hasta mucho después de terminada la proyección: ¿quién es realmente tu padre?  ¿El que te engendra o el que te crió?

LEE MÁS EN...

TAGS RELACIONADOS